El TSJM advierte de una avalancha de asuntos en los juzgados en 2021

  • Tanto en la jurisdicción mercantil como en la social se prevé "un ingreso enorme de asuntos a principios de año" a consecuencia de los ERTES
El TSJM advierte de una avalancha de asuntos en los juzgados en 2021
Celso Rodríguez Padrón |EFE

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Celso Rodríguez, ha advertido de una posible "avalancha" de asuntos a tramitar por los juzgados en 2021, especialmente en lo mercantil y lo social, como consecuencia del parón judicial durante el estado de alarma y la repercusión laboral de la pandemia.

Rodríguez se ha referido así, durante la presentación de la Memoria del Tribunal Superior de Justicia de Madrid referida a 2019, al futuro próximo en los órganos judiciales, sobre el que ha asegurado que no quiere ser "pesimista", sino dar un mensaje de esperanza, ya que se están tomando ya medidas primero para superar el parón que supuso el estado de alarma y segundo para prevenir esa previsible avalancha.

Pero, según los datos que se van recabando y "todos los actores saben", tanto en la jurisdicción mercantil como en la social se prevé "un ingreso enorme de asuntos a principios de año", cuando finalizan las condiciones especiales de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTES).

Celso Rodríguez ha advertido: "No podemos llegar más allá de lo que es una respuesta razonable" ante una situación judicial que sufre "limitaciones desde hace años" y a la que ahora se suma la crisis sanitaria.

Ante esta situación ya se ha diseñado un plan de refuerzo en los juzgados de lo social y lo mercantil con el fin de "aligerar la carga de trabajo que existe" y "estar lo mejor posible para lo que pueda ser entrada de asuntos a partir de enero".

El plan prevé aislar asuntos considerados sencillos para poder dedicar más recursos a los asuntos relacionados con despidos.

Otras acciones se centran en la modernización y digitalización de la justicia, sobre todo el avance en el expediente digital o la firma electrónica.

En este sentido ha precisado que las videoconferencias son muy habituales y el uso de la firma electrónica ha pasado del 30 por ciento en 2018 al 60% en septiembre de 2020.

"Con los medios actuales, personales y materiales, nuestra obsesión sería recuperar el tiempo perdido. Si además hay que enfrentarse a sobrecarga de trabajo en 2021 vamos a necesitar sin duda recursos adicionales", ha concluido el magistrado, tras recordar las reivindicaciones "históricas" que siguen pendientes, como la necesidad de reforzar la planta judicial.

No estábamos preparados para enfrentar la situación

Rodríguez ha relatado cómo el TSJM se vio inmerso en la pandemia, que supuso "un escenario inédito, desconocido, que podría suponer la parálisis de la actividad judicial", pero tanto el TSJM como el Consejo General del Poder Judicial tuvieron claro que "de ninguna manera se podía cerrar la Justicia" y fueron tomando decisiones."No estábamos preparados para atender, con una solvencia normal, la situación a la que nos enfrentábamos. El sistema no estaba preparado para esto", ha subrayado Rodríguez, que ha dicho que su "obsesión" fue la seguridad para garantizar salud.

El magistrado ha reconocido el trabajo de los jueces y los letrados de la administración de justicia que, "pese a la graves dificultades, han dado una respuesta mas que digna a esa tarea de tutelar los derechos e intereses legítimos".

La Memoria del Tribunal Superior de Justicia de Madrid referida a 2019 refleja que los tribunales madrileños ingresaron 888.286 asuntos, un 6,2 % más que en 2018, y se resolvieron 856.768 asuntos, un 4 por ciento más que el año anterior. El número de asuntos en trámite al acabar 2019 ascendió a 370.210, un 12,7% más que al final de 2018.