Sanse multa con 1.500 euros a dos vecinas por pintar el suelo con tiza

  • El ayuntamiento señala el coste de limpieza de suelos y mobiliario en unos hechos “reiterados y continuos en el tiempo”
Pintada con tiza
Pintada con tiza |Plataforma Ciudadana de San Sebastián de los Reyes

La Plataforma Ciudadana de San Sebastián de los Reyes comienza una recogida de firmas para denunciar la “represión” del ayuntamiento de esa localidad contra dos vecinas a las que ha sancionado con multas de 750 euros a cada una por haber pintado el suelo de la plaza del pueblo con tiza, en lo que consideran "criminalización y castigo de la protesta social".

Desde que comenzó la pandemia esta agrupación vecinal ha realizado diversas actuaciones al aire libre para pedir más ayudas sociales, más espacios peatonalizados y más medios educativos, entre otros aspectos; además de encuentros de ocio para que los niños jugasen sin peligro durante la pandemia.

Pintadas con tiza / Plataforma Ciudadana de San Sebastián de los Reyes
Pintadas con tiza |Plataforma Ciudadana de San Sebastián de los Reyes

El incidente que ha provocado la polémica se remonta a una de sus “acciones reivindicativas”, celebrada el pasado 6 de febrero, cuando la Plataforma ciudadana organizó un encuentro en la plaza del ayuntamiento, en el que se escribieron en el suelo, y con tizas escolares, frases “reivindicativas” como “Queremos más apoyos escolares” o “Se necesitan viviendas dignas y sociales”.

Por aquellas pintadas sobre el suelo el ayuntamiento ha multado a dos vecinas, son una sanción de 750 euros para cada una, por “realizar inscripciones reivindicativas de grandes dimensiones, ocupando una extensión aproximada de unos sesenta metros cuadrados de suelo de la plaza de la Constitución”, según el escrito que han recibido.

Inicialmente las multas fueron recurridas y la respuesta del consistorio ha sido “reafirmarse”, según denuncian desde la plataforma en un comunicado, alegando que aquel gesto que para los vecinos era “reivindicativo” fue, en realidad, una “acción antisocial”.

Consideran estas sanciones "desproporcionadas"

La Plataforma considera que estas sanciones son “desproporcionadas” porque equiparan hacer reivindicaciones sociales, escritas en el suelo con tiza (pese a que es un material que se retira con agua o con la pisada de los viandantes) a los grafitis en paredes de edificios municipales, “que no se van con agua”.

También consideran que esta multa es “contraria a una sociedad democrática, donde la libertad de expresión es un derecho reconocido por la Constitución Española y la Declaración de los Derechos Humanos”, y defienden que “nadie debería de ser sancionado por ejercerla, ni ser catalogado por ello como antisocial”.

Ante esto, han comenzado esta recogida de firmas, por la que de momento han conseguido alrededor de un centenar, con la que solicitan su “retirada inmediata” y “el respeto a la libertad de expresión y la reivindicación social en el municipio de San Sebastián de los Reyes”.

El ayuntamiento argumenta que la sanción tiene su respaldo en la ordenanza de convivencia cívica

Por su parte, fuentes del ayuntamiento han señalado a Efe que para el encuentro del 6 de febrero “no se había realizado ninguna comunicación oficial de que habría ningún evento o manifestación en la plaza”, y que la Policía local se personó en el emplazamiento “tras recibir un aviso” y tras haber detectado en las semanas anterior la realización de “pintadas” con tiza en esa céntrica ubicación.

Por ello, los agentes procedieron a verificar “quiénes eran los autores de tales los hechos”, y se localizó a dos individuos que “estaban deteriorando los espacios públicos”.

Argumentan que la sanción tiene su respaldo en la ordenanza de convivencia cívica, y que las multas se interpusieron por tratarse de hechos “de carácter reiterado y continuados en el tiempo”, cuya limpieza se ha cuantificado en 141 euros por parte de la empresa de limpieza.

Por ello, desde el Gobierno municipal (PSOE y Cs) y piden a los vecinos que “hagan un uso responsable de los espacios públicos”, desde “el civismo y el respeto al mobiliario urbano y al patrimonio municipal que todos podemos disfrutar”.

Recomendamos