Las Rozas amplía y mejora el servicio municipal de Teleasistencia con hasta 600 unidades

Las Rozas amplía y mejora el servicio municipal de Teleasistencia con hasta 600 unidades
Teleasistencia

El Ayuntamiento de Las Rozas ha aprobado la adjudicación definitiva del servicio de Teleasistencia en el municipio, que verá incrementados los dispositivos disponibles en relación a los actuales, pasando de 500 a 600 unidades, entre otras mejoras, ha informado el consistorio en un comunicado.

Este servicio municipal, dirigido a personas empadronadas y residentes en Las Rozas que no tengan reconocida la situación de dependencia por la Comunidad de Madrid, tiene como objetivo apoyar la permanencia en su domicilio de personas que se encuentren en situación de riesgo por razones de edad, discapacidad, enfermedad o aislamiento social.

Las personas mayores son las principales destinatarias y actualmente se presta servicio a 429 personas. "El servicio de Teleasistencia del ayuntamiento es uno de los más importantes que se presta a través de la concejalía de Asuntos Sociales porque va dirigido a un colectivo especialmente vulnerable", ha señalado el alcalde José de la Uz.

"Y en la situación en la que nos encontramos hoy, cobra aun mayor importancia porque tenemos que estar al lado de todas estas personas; vecinos de Las Rozas que necesitan que estemos pendientes de ellos, les escuchemos y ayudemos en todo lo que podamos", ha agregado.

Además, el nuevo contrato incluye 30 dispositivos de localización permanente, sin coste, dirigidos a mayores sin línea fija en el domicilio y con alguna discapacidad, así como una mejora el plazo máximo de instalación de los equipos, que pasa de 15 a 10 días (5 días de mejora).

A través del teléfono

La Teleasistencia se presta fundamentalmente a través de la línea telefónica y consta de un equipamiento de comunicaciones e informático específico ubicado en un Centro de Atención Tecnológico, que cuenta con las comunicaciones y los medios para activar los recursos humanos necesarios.

A él acceden las personas atendidas en cualquier momento mediante un dispositivo en su poder, que les permite tener un sistema de comunicación y atención permanente, así como solicitar asistencia en caso de emergencia.

Para ello, permite proporcionar una serie de atenciones personalizadas que puedan mejorar sus condiciones de seguridad y compañía en la vida cotidiana, con lo que se potencia la independencia y se facilita la integración de estas personas en su entorno habitual de convivencia. Además, puede detectar, prevenir y en su caso intervenir con rapidez en posibles situaciones de riesgo.

Coste de más de 83.000 euros al año

Existe la posibilidad de mejorar la atención a los usuarios mediante adaptaciones del sistema dirigidas a personas con déficit sensorial auditivo; sensores de movilidad, para casos de alto riesgo o personas que vivan o pasen mucho tiempo solas; detectores de humo, fuego o gas, cuando las condiciones del domicilio lo requieran, o sistemas de video asistencia y plataformas interactivas compatibles.

El coste definitivo de adjudicación ha sido de 83.314 euros anuales para una servicio que se presta ininterrumpidamente las 24 horas los 365 días del año.