El Ramón y Cajal sumará un nuevo edificio con zona sanitaria y aparcamiento

El Ramón y Cajal cierra una sala de quimioterapia por la rotura de una válvula de agua
Hospital Ramón y Cajal |Telemadrid

El Hospital Ramón y Cajal contará con un nuevo edificio de siete plantas, cuantificado en 6,6 millones de euros, que permitirá ampliar el área de boxes y consultas, además de ofrecer un segundo estacionamiento para familiares de pacientes y profesionales, cuyas obras durarán dos años y estaría lista a finales de 2022 o principios de 2023.

Para ello, se ha convocado "un contrato de concesión administrativa para la construcción de un edificio de siete plantas y 10.614 metros de superficie", distribuidos en tres plantas sobre rasante para uso sanitario y cuatro subterráneas con un aparcamiento de al menos 264 plazas, ha dicho a EFE el director general de Infraestructuras Sanitarias, Alejo Miranda.

La empresa adjudicataria tendrá derecho a explotar el aparcamiento durante un periodo de 40 años

"El precio pesa tan solo un 40% en la valoración" de las ofertas, y el periodo máximo de "explotación del parking será de 40 años", explica.

La empresa adjudicataria tendrá derecho a explotar el aparcamiento y entregará como canon la obra, que está cuantificada en 6,6 millones de euros, según el director.

"Estamos en mitad de la licitación y las empresas aún pueden proponer más plazas", de las cuales al menos diez serán para vehículos eléctricos con estaciones de recarga y habrá 30 plazas para profesionales en el parking, que abrirá 24 horas los 365 días.

Este nuevo edificio "se construirá en la parte del solar que actualmente está vacía, ubicada en el cruce de la calle San Modesto con Antonio Robles, frente a la fachada sur del hospital", detalla el director.

La parte de uso sanitario tendrá en la planta baja un acceso directo para el público, además de 15 boxes de la Unidad de Extracciones Generales, y conectará directamente con el edificio principal.

El primer piso albergará al menos veinte consultas externas, zonas de espera y de administración. En la segunda y última planta se construirán, para los profesionales de guardia, 25 habitaciones dobles con aseo, zonas comunes y áreas de trabajo para cincuenta trabajadores, continúa Miranda.

En la parte exterior del nuevo edificio estará el acceso al parking, facilitando así la circulación en el perímetro y el tránsito de ambulancias, que tendrán una zona de aparcamiento en superficie.