Madrid revisa la distribución de mascarillas de grafeno a la espera de una decisión del Ministerio de Trabajo

Mascarilla FFP2
Mascarilla FFP2 |TELEMADRID

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha indicado que están revisando si las mascarillas de grafeno que ya han sido retiradas por otras comunidades autónomas, como el País Vasco, se han distribuido en la región y, en el caso de que así sea, en qué puntos, así como que está a la espera de una comunicación por parte del Ministerio de Trabajo.

En declaraciones a los medios durante una visita al Banco de Tejidos situado en el Hospital Clínico San Carlos, Escudero ha dicho que están esperando una comunicación por parte del Ministerio de Trabajo respecto a la validez o no de dichas mascarillas, y por tanto a la decisión de si tienen que ser retiradas o no. Ha afirmado que actuarán en función de lo que diga el Ministerio de Trabajo sobre estas mascarillas y ha señalado que "puede que se hayan utilizado" en Madrid.

El CSIF pide comprobar la toxicidad

Todo ellos después de que la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) pidiera este miércoles al Ministerio de Sanidad que compruebe la potencial toxicidad de mascarillas FPP2 con grafeno usadas en centros sanitarios y proceda a su retirada, después de que Castilla y León paralizara la distribución de varios lotes, que, según el sindicato, se han detectado también en Madrid y Sevilla.

En un comunicado, el sindicato detalla que el grafeno es un material compuesto por átomos de carbono de uso industrial presente en mascarillas de uso sanitario usadas en centros españoles, aunque "por el momento no se ha detectado ningún efecto adverso" por su utilización.

Mascarillas canadienses

CSIF destaca que el servicio de Salud de Castilla y León ha informado de que la Agencia del Medicamento está evaluando una alerta procedente de Canadá (donde se ha paralizado la distribución) sobre unas mascarillas de la marca Shenquan que contienen este componente.

Según el sindicato, el pasado lunes estas mascarillas se estaban usando en numerosos servicios hospitalarios y de Atención Primaria de Ávila, León, Palencia, Segovia o Valladolid.

El sindicato asegura que también ha detectado este producto en centros de salud de Sevilla, así como en el hospital Infanta Sofía, entre otros, y reclama a Sanidad que informe "adecuadamente y con transparencia" de los riesgos reales demostrados, centros donde se ha distribuido, marca y tipo de mascarilla por la que se ha sustituido.

El Gobierno vasco las retira por "precaución"

Este pasado miércoles el Gobierno vasco también retiró "por precaución" unas mascarillas que contienen grafeno y que hasta ahora se distribuían entre el personal de diferentes organismos públicos, entre ellos docentes, ertzainas y sanitarios, al menos hasta que concluyan las investigaciones sobre los potenciales riesgos de este componente.

Esta decisión se ha adoptado después de que Osakidetza haya recibido una notificación del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria del Ministerio de Sanidad con relación a una alerta de las autoridades sanitarias de Canadá relativa a las mascarillas que contienen grafeno.

Las mascarillas retiradas por el Gobierno Vasco son de dos tipos: la quirúrgica IIR, desechable de grafeno y biomasa, del fabricante Shandong Shengquan, distribuida por Amevisa S.A.U., y la FFP2 Healfiber, del mismo fabricante, que provee Iturri S.A.