Las 4 zonas naturales aptas para el baño en Madrid con reconocimiento de la UE por la calidad del agua

  • Son pequeños 'paraísos' dentro de nuestra región

Es cierto, Madrid no tiene playa, pero sí zonas de baño reconocidas más allá de nuestra frontera por ser de especial calidad. De hecho, la Comunidad de Madrid cuenta con el reconocimiento de la Unión Europea de cuatro zonas naturales aptas para el baño con agua de calidad y segura. Y son estos:

  1. Los Villares (Estremera)
  2. El Embalse de San Juan (San Martín de Valdeiglesias), con dos áreas de disfrute, El Muro y Virgen de la Nueva y con clasificación excelente. La Comunidad de Madrid recuerda, no obstante, que en este pantano solo está permitido el baño en estas dos playas. 
  3. Playa del Alberche (Aldea del Fresno)
  4. Las Presillas (Rascafría)
Rascafría: un refugio contra el calor de este fin de semana (te explicamos por qué)
Rascafría: un refugio contra el calor de este fin de semana (te explicamos por qué)
Rascafría: un refugio contra el calor de este fin de semana (te explicamos por qué)

Rascafría: un refugio contra el calor de este fin de semana (te explicamos por qué)

La temporada de uso de estos espacios se extiende hasta el 15 de septiembre. Las acreditaciones se basan en los análisis y calificaciones que efectúa la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad, que certifican estos lugares tienen una condición de alta salubridad.

Además la web http://www.comunidad.madrid/servicios/salud/zonas-bano contiene datos actualizados de calidad de las playas naturales, basados en los resultados de la inspección y del análisis de sus aguas.

Madrid trabaja en la recuperación de sus 23 humedales
Madrid trabaja en la recuperación de sus 23 humedales
Madrid trabaja en la recuperación de sus 23 humedales

Madrid trabaja en la recuperación de sus 23 humedales

El Gobierno regional recuerda la peligrosidad que acarrea acudir a zonas no autorizadas para esta práctica por la posibilidad de que el río o embalse cuenten con microorganismos nocivos para la salud o bien por el riesgo de ahogamiento.

Insisten además en la conveniencia de emplear siempre protector solar, especialmente en el caso de los niños, así como entrar paulatinamente en el agua, no de manera súbita. También aconsejan beber suficiente líquido y no abusar de las bebidas alcohólicas, mantener la playa y el entorno limpio, usar las papeleras y ducharse tras finalizar la inmersión.

Recomendamos