La historia de Juanjo, el hombre de la Cañada Real que se atrincheró en su bar para evitar el derribo

  • Tiene 51 años y es un conocido activista
Foto: TELEMADRID |Vídeo: Telemadrid

Se llama Juanjo Escribano, tiene 51 años, es un conocido activista antiderribos, y este miércoles mantuvo en vilo a la policía tras atrincherarse con un rifle de caza durante más de 5 horas, lo que obligó a acordonar todo el sector 6 de la Cañada Real.

Detenido por atrincherarse armado en la Cañada Real
Detenido por atrincherarse armado en la Cañada Real
Detenido por atrincherarse armado en la Cañada Real

Detenido por atrincherarse armado en la Cañada Real

Juanjo llegó a decir que tenía como rehenes a dos menores, lo cual resultó falso y todo para evitar la demolición de su bar.

Llegó a realizar varios disparos al aire y los agentes finalmente consiguiera que saliera voluntariamente con los brazos en alto, tras lo que fue detenido.

Juanjo cuenta con una treintena de antecedentes policiales y al parecer en pleno confinamiento mantuvo abierto el bar lo que propició que la policía tuviera que ir en numerosas ocasiones.

A Juanjo, le conocen bien Georgina y Alexander ya que el bloque lo forman dos plantas, en la de abajo está el bar y en la de arriba la vivienda en la que la pareja residía con su familia.

Explican que escucharon los disparos que efectuó Juanjo desde la calle ya que fueron “sacados por la mañana”. Viven ahora en otras casas de la Cañada Real, de familiares.

44 detenidos en una macrorredada contra el tráfico de drogas en Cañada Real
44 detenidos en una macrorredada contra el tráfico de drogas en Cañada Real
44 detenidos en una macrorredada contra el tráfico de drogas en Cañada Real

44 detenidos en una macrorredada contra el tráfico de drogas en Cañada Real

“Mi vivienda no tiene nada que ver con el bar, aunque el edificio entero es de Juanjo. No me han dado alternativa alguna, aunque estoy censada aquí. Me deberían de haber notificado a mí que me iban a desahuciar para derribar la vivienda”, señala Georgina.

Agentes de la Policía Municipal han estado custodiando durante toda la madrugada de este jueves la finca, ya que la puerta se quedó abierta y en las próximas horas el edificio podría ser finalmente derribado.

Juanjo no lo podrá ver porque continúa detenido.

Recomendamos