Incautados 30 murciélagos, una boa constrictor y una pitón en la feria Expoterraria de Madrid

  • Uno de los ofidios fue detectado trasladado en un tupper; otro lo llevaba un menor a la salida de la feria
Incautados 30 murciélagos, una boa constrictor y una pitón en la feria Expoterraria de Madrid
Jaula con unos 30 murciélagos |POLICÍA MUNICIPAL DE MADRID

Agentes de la Unidad de Medio Ambiente de la Policía Municipal de Madrid han incautado en la feria Expoterraria 30 murciélagos 'Eidolon Helvum', una boa constrictor y una serpiente pintón que fueron transportadas o se vendían cuando está prohibido por la Ley, ha informado este jueves el Cuerpo Local.

Los agentes realizaron el 18 de septiembre una inspección ocular en los stand de la feria ExpoTerraria para controlar la venta ilegal en los alrededores. En el aparcamiento del Pabellón de Cristal de la Casa de Campo observaron en el aparcamiento a una persona con una fiambrera conteniendo un ofidio, concretamente una boa constrictor imperator.

Al preguntar a este individuo por la procedencia del reptil, comentó que se lo ha entregado una persona en las puertas de la exposición, a la que no puede identificar, para llevársela a otra persona que vive en Barcelona. También se localizó a un menor, acompañado de un familiar, al que le habían vendido una serpiente pitón.

Dado que estos dos animales son reptiles que superan los dos kilos de peso, en el caso de la pitón podría llegar a pesar 100 kilogramos, son considerados como animales peligrosos y según la Ley 4/2016 de Protección de Animales de la Comunidad de Madrid está prohibida su tenencia fuera de parques zoológicos registrados y recintos expresamente autorizados por la Comunidad de Madrid, por lo que los policías procedieron a su incautación y traslado al Centro de Recuperación de Animales Silvestres para su valoración y custodia, realizando las correspondientes denuncias administrativas.

Asimismo, y dentro del recinto de la feria, concretamente en el stand 119-123, observaron una jaula con 30 ejemplares de murciélagos 'Eidolon Helvum', más conocidos como murciélago de la fruta pajizo, sin que los encargados del stand presentaran ninguna autorización expresa de la Comunidad de Madrid para su venta.

Según la citada ley 4/2016, en su artículo 18, solo se pueden vender peces, reptiles, roedores, conejos, hurones y pájaros de jaula criados en cautividad, siempre que cumplan con los requisitos de espacio. Dado que este tipo de murciélago es un mamífero, no se encuentra entre los animales que se pueden vender, ya que necesita una autorización expresa para su comercio, por lo que se procede a extender la correspondiente denuncia, quedando los animales en custodia y deposito del denunciado, debido a la complejidad del cuidado de dicha especie y para garantizar el bienestar de los animales.