La Fundación Madrina alerta de que la crisis ha creado ‘familias zombis’ sin recursos y sin ayudas

Numerosas personas aguardan en una cola para recoger alimentos
Numerosas personas aguardan en una cola para recoger alimentos |TELEMADRID

La crisis económica “ha creado ‘familias zombis’ con hijos sin recursos, sin ayudas y que ya no pueden pagar el transporte ni el teléfono”, esta es una de las conclusiones de un informe de la Fundación Madrina sobre la crisis económica y social que ha creado el coronavirus.

“La finalización del estado de alarma ha hecho bajar las ‘colas del hambre’ en un 52% -destaca el informe- pero el 48% de familias que quedan están mucho más empobrecidas de lo que antes estaban”

La Fundación Madrina pide ayuda urgente para atender a las colas del hambre
La Fundación Madrina pide ayuda urgente para atender a las colas del hambre
La Fundación Madrina pide ayuda urgente para atender a las colas del hambre

La Fundación Madrina pide ayuda urgente para atender a las colas del hambre

Según el informe, “las familias que se han liberado de las ‘colas del hambre’ lo han hecho principalmente desde los ERTE, o bien llamados desde otros empleos especialmente desde el sector servicios, hostelería, limpieza, transporte y turismo, es decir, desde los sectores que fueron más golpeados por la crisis económica derivada de la pandemia”.

“Estos datos micro coinciden con las cifras macro del paro que ve reducida su cifra en un 4.5%, especialmente en el sector servicios”, indica.

Pobreza invisible

Según datos de la Fundación, el cierre de la economía durante el estado de alarma, “afectó a un 80% de la economía real, que se tradujo en una afectación del 24% de los hogares españoles convirtiéndolos en vulnerables y generando una nueva pobreza invisible. Esta nueva pobreza invisible ante la administración del Estado, no recibe ayudas directas como garantes del IMV, o tendrán ERTE que no les da para comer, debido al elevado coste de la vida en las grandes urbes.

María, exmodelo y expresentadora de televisión, en las colas del hambre: “Nos puede pasar a todos”
María, exmodelo y expresentadora de televisión, en las colas del hambre: “Nos puede pasar a todos”
María, exmodelo y expresentadora de televisión, en las colas del hambre: “Nos puede pasar a todos”

María, exmodelo y expresentadora de televisión, en las colas del hambre: “Nos puede pasar a todos”

Por el contrario, la apertura de la economía como consecuencia del fin del Estado de Alarma, ha hecho relajar la presión sobre los hogares vulnerables hasta reducir de un 80% a la mitad, un 40%, la afectación de la economía real, y en consecuencia bajar algo menos, un 52%, las colas del hambre.

Si analizamos las familias que quedan en las colas del hambre, un 48% de las que había inicialmente con el estado de alarma, de todas ellas un 62% no recibe ningún ingreso. Estas familias sin ingresos no han tenido acceso a ninguna prestación, o bien porque se les ha terminado o bien porque no se les ha reconocido el acceso al IMV y están en el “limbo legal” donde no existe el “silencio administrativo” pero tampoco hay respuesta de la administración.

Denegación de asilo por el Gobierno central

Especialmente grave está siendo la situación de extrema pobreza y vulnerabilidad para las familias afectadas por expedientes pendientes de regularización por asilo, o bien inmigrantes sin papeles con menores a cargo.

Actualmente se están denegando todos los asilos, un 94% de los mismos, es decir, existe una política discriminatoria y dura de denegación total y masiva de asilo por el gobierno central.

Igualmente tenemos familias españolas en las “colas del hambre” a las que se les ha acabado la prestación por desempleo y pasan a cobrar el subsidio de 451,92€ con lo que no pueden sobrevivir al coste de la vida en las grandes urbes, al no cubrir el alquiler medio de 784€. (precio medio del m2 en Madrid 13,07), y carecer de ingresos para transporte o llamada telefónica.

La salida de familias de las “colas del hambre” viene dada por la mayor contratación en el sector servicios (52%) que se ha abierto, la recuperación del personal desde los ERTE (29%), así como la contratación en otros sectores (19%) como transporte, construcción, etc.

Casos graves de ‘familias zombis’

Las familias en pobreza que permanecen en las colas del hambre tienen una “deuda” acumulada por impago de alquileres, impagos de facturas de gas y luz, habiendo pagado hasta 300€ en el mes de febrero. Asimismo, carecen de recursos para comprar alimentos o para acceder al transporte o a una llamada telefónica.

No obstante, lo anterior, Fundación Madrina considera que no hay motivos para “vender optimismo”, ya que las familias vulnerables que se atienden actualmente son casos más graves “familias zombis” que han cronificado su situación social debido a que presentan una pobreza extrema que incluye “pobreza energética”, “pobreza alimentaria”, “pobreza de vivienda” con riesgo de situación de calle real, y especialmente “pobreza de movilidad”.

Verdadera pobreza extrema

Fundación Madrina considera que hemos llegado a la verdadera “pobreza extrema”. Las familias vulnerables que atendemos actualmente nos indican que ya no pueden venir a las colas del hambre por dos motivos: “carecen de ingresos para pagar el transporte público” y “carecen de dinero para hacer llamadas telefónicas y poder pedir ayuda”.

Crecen las colas del hambre un año después del inicio de la pandemia
Crecen las colas del hambre un año después del inicio de la pandemia
Crecen las colas del hambre un año después del inicio de la pandemia

Crecen las colas del hambre un año después del inicio de la pandemia

En este sentido, muchas familias que vienen al banco del bebé nos verbalizan que “necesitan 1-3€ para poder llegar a las “colas del hambre” en metro y que luego ellos suelen pedir limosna en el metro para volver a sus casas con la comida”.

Quiebra de las familias con deudas

Fundación Madrina entiende que “la masiva destrucción de la economía familiar haciendo quebrar a las familias con deudas, así como los 500.000 personas que todavía sigue en situación de ERTE, más los autónomos en cese de actividad, además de las más de 178.000 empresas y pymes quebradas, y que fomentan el 80% del empleo en España, nos hace ser cautelosos sobre la recuperación económica y de empleo en España”.

La entidad entiende que todavía quedan 7 años de recuperación económica y del empleo, debiendo trabajar muy duro para sacar a las familias de la pobreza “materno-infantil” y considerando que la mejor política social es generar empleo.

Asimismo, Fundación Madrina entiende que la recuperación económica vendrá vía de la apertura total y paulatina y sin restricciones de la económica en los sectores más dañados por las medidas económicas adoptadas en el Estado de Alarma. Esto ha devastado a las empresas y las pymes que carecen además de ayudas reales, sobre todo en los sectores de hostelería y restauración.

Con la subida de la luz no van a sobrevivir

Actualmente, las familias vulnerables presentan empleos precarios de 20h que apenas les saca de la pobreza y de las “colas del hambre”.

Asimismo, con la subida de la luz en un 15%, nuestras familias vulnerables no van a sobrevivir y se acumularán las deudas de estas familias, ya muy empobrecidas.

La crisis actual está generando “familias zombis” en las grandes urbes con un alto grado de endeudamiento que crece mes a mes y que sobreviven con la amenaza real de situación de calle y de cortes de suministros de agua, gas y luz.

Bancos de alimentos y del bebé vacíos

Las ayudas administrativas son insuficientes en un 50% a la ayuda real que exigiría una familia y, si no les ayudamos, condenamos de nuevo a estas familias a las “colas del hambre”.

Fundación Madrina denuncia igualmente que su Banco del Bebé y los bancos de alimentos del resto de instituciones están vacíos y ya no pueden cubrir las necesidades de las familias vulnerables que lo solicitan.

Las colas aumentarán con el verano

Asimismo, Fundación Madrina prevé “con preocupación para este verano la llegada de nuevas familias a las ‘colas del hambre’ ante el sorprendente cierre por vacaciones de las principales instituciones” como ya ocurrió el año pasado.

Por ello, junto a estas conclusiones, la Fundación Madrina propone 6 medidas urgentes de ayuda social para salvar estas familias. Son éstas:

Crear vivienda social y reducir a la mitad los gastos de vivienda, que supone el 52% de su gasto.

Ayuda con transporte gratuito, así como telefonía e internet a familias vulnerables que supone el 8% de su gasto.

Eliminar o bajar los gastos energéticos de gas y luz, para familias vulnerables, especialmente con hijos a cargo y que suponen un 17% de su gasto.

Crear una tarjeta de compra de alimentos en grandes superficies o comercios, hasta 300€ para familias vulnerables que supone el 20% de su gasto.

Proponer una ley eficiente y ágil de perdón de deudas y que el Estado asuma la deuda de estas familias que han perdido su trabajo y vivienda por las medidas económicas que ha adoptado durante la pandemia.

Facilitar la deslocalización de la pobreza “materno-infantil” desde las grandes urbes hacia el mundo rural con vivienda social accesible empleo.

Donaciones a la Fundación

La Fundación Madrina pide la implantación de estas medidas que considera “urgentes y necesarias para un sector de la sociedad compuesto por familias con hijos menores a cargo y que a día de hoy están absolutamente desamparadas”.

La Fundación dice que, además de alimentos, “necesitamos donaciones económicas para el Banco del Bebé y para el Banco del Patuco de Fundación Madrina. Así, podemos comprar comida y enseres para el bebé y su madre”.

La ayuda a la Fundación Madrina se puede realizar a través de los teléfonos 914490690 – 619717565 y en fundacion@madrina.org o bien www.madrina.org