Fuenlabrada baja el IBI y la tasa de terrazas para 2021

Fuenlabrada baja el IBI y la tasa de terrazas para 2021
Ayuntamiento Fuenlabrada |Telemadrid

El Ayuntamiento de Fuenlabrada ha aprobado en un Pleno extraordinario el proyecto de ordenanzas fiscales para 2021, que incluye una bajada del IBI, por octavo año consecutivo y la reducción en un 50 % de la tasa de terrazas y veladores.

Ha salido adelante con los votos a favor de PSOE y Unidas Podemos, y por el que han votado en contra Ciudadanos, PP y Vox, contempla también "una rebaja de hasta 40 euros para aquellos vecinos y vecinas que fraccionen el pago de sus tributos en 2 y 6 meses", ha destacado el alcalde, Javier Ayala.

Esta es una de las principales novedades del proyecto de ordenanzas fiscales para 2021 que ha presentado el Gobierno municipal, que incluye otras medidas fiscales para "promocionar las energías verdes, apoyar a las empresas y facilitar el pago a las familias", destaca el Consistorio.

De esta manera, el proyecto incluye una reducción del 50 % en la tasa de terrazas veladores para el año que viene y una ligera bajada, la tercera consecutiva, en el Impuesto de Actividades Económicas, con el objetivo de apoyar a la hostelería y a las empresas, respectivamente.

En el caso de la tasa de terrazas, sería la segunda rebaja, puesto que el Ayuntamiento ya redujo en un 85 % la cuantía de la misma cara al segundo semestre de este año, con motivo de la crisis provocada por la pandemia.

Asimismo, incluye la creación de planes de fraccionamiento para el pago de tributos que tratan de facilitar a las familias el pago de los mismos.

En concreto, se podrán fraccionar en 2 y en 6 meses, el pago estará domiciliado, incluirá todos los recibos del contribuyente y las familias podrán beneficiarse de una bonificación del 2 % del importe total.

Paralelamente, el proyecto aprobado inicialmente en la Junta de Gobierno recoge una flexibilización del pago de deudas tributarias y un incremento del límite de renta para que las familias numerosas puedan beneficiarse de las reducciones del IBI, lo que permitirá duplicar el número de familias favorecidas por la bonificación.

También prevé una bonificación del 50 % en el impuesto de construcciones, instalaciones y obras para aquellos trabajos que faciliten la instalación de energías verdes, ya sean fotovoltaicas o térmicas.

Al mismo tiempo, bonifica con otro 50 % la cuota a aquellos vehículos que transiten de modalidades de diésel o gasolina hasta modalidades con etiqueta ECO.