La Fiscalía reprocha la actuación del juez que dejó en el aire la prohibición de fumar en Madrid

Un hombre fuma en la calle
Un hombre fuma en la calle |EFE

La Fiscalía Provincial de Madrid ha reprochado la actitud del juez que ratificó la orden de la Comunidad de Madrid de prohibir fumar en espacios públicos si no se guardaba la distancia de seguridad y el cierre del ocio nocturno. Considera que la última orden de la Comunidad de Madrid con restricciones para frenar la propagación del coronavirus, no necesita ratificación judicial.

La Fiscalía ha remitido un informe al juzgado de lo contencioso administrativo número 2 de Madrid, que rechazó ratificar la orden, tras el recurso de apelación presentado por el Gobierno regional, que analiza este jueves el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

La orden no necesitaba ratificaión

El titular del juzgado, Alfonso Villagómez, precisó este miércoles que él no anuló nada y que la disposición regional sigue vigente, aunque el Gobierno de la Comunidad de Madrid considera que no es así.E juez explicó que "la disposición general de la Comunidad de Madrid no necesita ratificación judicial para entrar en vigor y aplicarse" y la Fiscalía de Madrid, que no fue informada en primera instancia, coincide.

Se limita la Fiscalía en su informe a analizar las cuatro medidas para las que el Gobierno de Madrid pide ratificación al considerar que podrían suponer una vulneración de derechos fundamentales, y concluye que "al ser conformes a la legalidad, se pueden implementar".

Las medidas contra el coronavirus aprobadas en Madrid siguen vigentes
Las medidas contra el coronavirus aprobadas en Madrid siguen vigentes
Las medidas contra el coronavirus aprobadas en Madrid siguen vigentes

Las medidas contra el coronavirus aprobadas en Madrid siguen vigentes

Se trata de la recomendación de reducir los encuentros fuera del grupo de convivencia estable y limitar a diez personas las reuniones en espacios privados; la obligación de los salones de banquetes de solicitar los datos identificativos de los asistentes a un evento, con su consentimiento; la limitación de las salidas de las residencias en función de la situación epidemiológica; y la realización de PCR a los nuevos ingresos y a los trabajadores.

Para la Fiscalía, en dos casos no existe la afectación de un derecho fundamental y en los otros dos solo podrían vulnerarse en casos concretos al ejecutarse la orden, "pero no con la orden en sí misma", por lo que no plantea problemas de constitucionalidad.

El Ministerio Público, que subraya en un comunicado que mantiene un criterio uniforme en todo el país, destaca que la ratificación judicial solicitada por Madrid tiene que referirse a "medidas de carácter imperativo" que impliquen "privación o restricción de la libertad o de otro derecho fundamental".

Recuerda además que el Gobierno regional aportó un informe "detallado" sobre la situación epidemiológica de la comunidad que "justifica la adopción" de medidas para frenar la expansión del virus.