La Fiscalía de Madrid denuncia al grupo juvenil Bastión Frontal por un delito de odio a menores extranjeros

La Fiscalía de Madrid denuncia al grupo juvenil Bastión Frontal por un delito de odio a menores extranjeros
La denuncia surge a raíz de un atestado de la Policía Municipal de Madrid |Policía Municipal de Madrid

La Fiscalía de Madrid ha presentado una denuncia por supuesto delito de odio a menores extranjeros no acompañados contra Bastión Frontal, en la que señala que es un grupo formado por jóvenes de entre 14 y 30 años "que tiene como base un extremismo violento identitario de derechas".

La denuncia surge a raíz de un atestado de la Policía Municipal de Madrid en el que se recogen las manifestaciones realizadas el 9 de julio de 2020 por el coordinador de la Casa de Acogida de la Casa de Campo.

La Fiscalía explica que las mismas se referían al despliegue de una pancarta por parte de un grupo de jóvenes de aspecto "neonazi por la vestimenta y tatuajes", en la que se leía "#Recuperemos nuestros barios, deportación".

Añade que su actuación, con fotografía incluida en la pancarta, fue difundida en redes sociales junto a otra desplegada en la misma fecha en el Centro de Menores de Hortaleza de Madrid, con el texto "Ni centros ni ayudas, expulsión ya".

En su perfil de Twitter las fotografías estaban acompañadas del mensaje "Volvemos a repetirlo. Son un foco de robo, delincuencia y violaciones: Los barrios se han convertido en zonas inseguras y violentas. No los queremos ni en los barrios ni en las ciudades. En Casa de Campo, en Hortaleza o donde sea. Los queremos fuera de nuestras fronteras #MenasNo".

Más tuits

La denuncia relata que días más tarde el perfil de Bastión Frontal difundió un vídeo con fotomontaje de diversas noticias de hechos delictivos atribuidos a menores.

En el mismo se daba el siguiente mensaje: "Tres de cada cuatro menores detenidos son Menas. Su permanencia en nuestros barrios y ciudades suponen una amenaza constante para los vecinos. Agresiones, apuñalamientos, robos y violaciones son el día a día de aquellos que tienen que aguantarlos. Ni centros ni ayudas. ¡Expulsión ya!".

La Policía Municipal de Madrid informó también de que Bastión Frontal había publicado en redes sociales una fotografía de un menor al que acusaba de ser el autor de la violación a una menor el 12 de octubre cuando sus miembros ya eran conocedores de que el responsable de la agresión sexual era otra persona que no pertenecía a ese ámbito.

El 14 de octubre fue difundida en Twitter una riña entre varias personas con el mensaje "agresión de los Menas en el barrio de las Rosas de San Blas en Madrid. Los robos, agresiones y abusos sexuales no cejan".

La Fiscalía señala que el vídeo fue retuiteado entre grupos violentos, desde cuyo perfil de Twitter "se han realizado llamadas públicas en contra de los Menas con el fin de expulsarlos de San Blas, convocando una concentración en dicho barrio el 14 de octubre".