La Fiesta de San Isidro será declarada Bien de Interés Cultural

  • Se trata de una iniciativa impulsada por el gobierno regional y el Ayuntamiento de la capital, que ha sido publicada este jueves en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM).
La Fiesta de San Isidro será declarada Bien de Interés Cultural
Madrileños celebrando la festividad de San Isidro |EUROPA PRESS

La Fiesta de San Isidro será declarada Bien de Interés Cultural (BIC), en la categoría de hecho cultural, por "su arraigo social, histórico y religioso", según ha anunciado la presidenta regional en funciones, Isabel Díaz Ayuso.

Lo ha adelantado durante su intervención en la reunión extraordinaria de la Junta Rectora de Ifema, en la que se ha nombrado al nuevo secretario general de la entidad ferial, Adolfo Díaz-Ambrona.

La declaración de esta fiesta madrileña como BIC es una iniciativa impulsada por el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento de la capital, que ha sido publicada este jueves en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM).

La incoación del expediente para declarar las fiestas patronales de San Isidro como BIC supone que la Comunidad reconoce este acontecimiento como "una de las manifestaciones de mayor relevancia del patrimonio inmaterial de los madrileños, reservándole por ello la máxima protección que contempla la normativa en materia de patrimonio histórico", ha detallado el Gobierno regional en un comunicado.

Esta declaración se ajusta a la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de 2003 de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), y enmarca a San Isidro como una celebración social y festiva que contribuye a la cohesión social fomentando el sentimiento de identidad y responsabilidad que ayuda a los agentes implicados a valorar su propio patrimonio.

Hecho cultural de "indudable valor"

De acuerdo con los informes técnicos realizados, la apertura del procedimiento considera que la fiesta de San Isidro es un hecho cultural de "indudable valor", cuyos "componentes festivos y devocionales" han pervivido a lo largo de la historia, lo que justifica su declaración como Bien de Interés Cultural.

El inicio de este trámite persigue reconocer la "gran importancia cultural" de San Isidro y su función "en la cohesión de la sociedad madrileña, así como reforzar su protección y difusión como patrimonio inmaterial a preservar", ha detallado el gobierno regional.

De esta forma, se prevén diferentes acciones de salvaguarda como el registro y documentación de la fiesta como bien cultural y su promoción, así como la tutela de la conservación de sus valores tradicionales, su transmisión a las generaciones futuras o la preservación de los entornos paisajísticos de sus lugares de celebración.