Expedientan a varios municipios madrileños por los residuos arrojados al Guadarrama

  • Parte de los vertidos proceden de asentamientos ilegales existentes en varias localidades del entorno fluvial
  • Móstoles, Arroyomolinos y Navalcarnero, sancionados por la Confederación del Tajo
Foto: Madrid Directo |Vídeo: Telemadrid

La Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) ha abierto expediente sancionador a los ayuntamientos de Móstoles, Arroyomolinos y Navalcarnero ante la falta de limpieza de residuos sólidos en el río Guadarrama.

Así lo ha trasladado el Gobierno central en una respuesta al grupo parlamentario de Vox, en la que reconocen ser conscientes de que gran parte de los vertidos proceden de los asentamientos ilegales existentes en varios municipios del entorno, en particular en el de Las Sabinas, situado entre Móstoles y Arroyomolinos.

El expediente sancionador se ha producido después de que a mediados de 2020, el Ministerio, a través de la CHT, alcanzara un acuerdo con la Consejería de Medio Ambiente y los ayuntamientos afectados (Móstoles, Arroyomolinos, Villaviciosa de Odón, Batres y Navalcarnero) para poner en marcha un plan de choque conjunto.

El objetivo de este plan era abordar y buscar soluciones a la acumulación de residuos en el río Guadarrama en un tramo que discurre entre Móstoles y Batres, con el fin de proteger el ecosistema fluvial y sus valores ambientales.

De esta manera, la CHT encargó a Tragsa, como medio propio de la administración, la ejecución de una serie de trabajos de retirada de los residuos localizados en dominio público hidráulico y zona de policía del río Guadarrama en los términos de Villaviciosa de Odón, Navalcarnero, Móstoles, Batres y Arroyomolinos.

Advertencias

Sin embargo, el Gobierno añade que resultaba imprescindible que estos trabajos de retirada "se vieran acompañados de las tareas de vigilancia de la zona y control de accesos a la misma, a desarrollar principalmente por las administraciones autonómica y municipal, para evitar la aparición de nuevos depósitos incontrolados".

Para ello, dentro de esos compromisos alcanzados con otras administraciones, se reforzaron el servicio de vigilancia por parte de agentes y guardas fluviales de este Organismo de cuenca, en colaboración con el Seprona, la Policía Nacional y la Policía Local de los municipios afectados.

Precisamente, fruto de las labores de control llevadas a cabo en la zona por el Servicio de Vigilancia del dominio público hidráulico el pasado mes de enero, se constató la presencia de nuevos depósitos de residuos en el cauce.

En consecuencia, desde la CHT se instó por escrito a los ayuntamientos afectados, en esta ocasión Arroyomolinos, Móstoles y Navalcarnero, a proceder a la retirada de los residuos detectados o, en caso contrario, se iniciarían, por parte de la CHT, nuevos expedientes sancionadores, como así ha sucedido.

En este sentido, insisten en que a pesar de las advertencias efectuadas, no se ha llevado a cabo la retirada de los residuos por parte de los consistorios, por lo que "en el marco de sus competencias ha procedido a abrir expediente sancionador a los Ayuntamientos de Arroyomolinos, Móstoles y Navalcarnero".

Recomendamos