En libertad el único investigado por el doble atropello mortal en El Álamo

  • El hijo del detenido se autoinculpó tras la detención de su padre

La jueza del caso ha acordado dejar en libertad con cargos a Jesús G.G., el único investigado por el atropello mortal de Antonio y Jessica tras un enfrentamiento entre dos clanes familiares durante una pedida de mano en El Álamo (Madrid), un suceso del que este miércoles se cumplen dos años.

La titular del juzgado de Instrucción número 5 de Navalcarnero decretó el pasado 11 de julio la libertad bajo fianza de 6.000 euros del presunto autor de los hechos, que fue detenido e ingresó en prisión provisional en marzo de 2021, después de ocho meses de investigación por parte de la Guardia Civil.

Jesús G.G., presunto responsable de dos delitos de homicidio y otro en grado de tentativa, debe presentarse cada lunes en el juzgado, que le ha retirado el pasaporte y le ha impuesto una orden de alejamiento de un kilómetro sobre los familiares de las víctimas.

Una discusión por la música provocó la pelea entre familias que terminó con dos muertos en El Álamo
Una discusión por la música provocó la pelea entre familias que terminó con dos muertos en El Álamo
Una discusión por la música provocó la pelea entre familias que terminó con dos muertos en El Álamo

Una discusión por la música provocó la pelea entre familias que terminó con dos muertos en El Álamo

Los hechos ocurrieron durante una pedida de mano

El suceso ocurrió el 27 de julio de 2020 durante una pedida de mano entre familias de etnia gitana a la que acudió como invitada la pareja atropellada. Tras desatarse una reyerta entre miembros de dos clanes asistentes, los dos fallecidos trataron de huir del lugar, pero fueron supuestamente arrollados con la intención de acabar con su vida.

Un detenido por el atropello mortal en la pedida de mano de El Álamo
Un detenido por el atropello mortal en la pedida de mano de El Álamo
Un detenido por el atropello mortal en la pedida de mano de El Álamo

Un detenido por el atropello mortal en la pedida de mano de El Álamo

Existen indicios sólidos de la participación en los hechos del único investigado, ya que es el propietario del coche marca BMW con el que fueron atropellados Antonio y Jessica, pareja de 28 y 27 años, y Lucía, de 18, que resultó herida de gravedad y sufre secuelas en la actualidad.

Además, dicho vehículo fue encontrado días después del suceso en el interior de un camión de una conocida marca de cervezas del que también era titular Jesús G.G., que fue identificado por testigos en un bar próximo al lugar donde fue estacionado el camión.

Autoinculpación de su hijo

No obstante, la magistrada consideró las incógnitas sobre la autoría de los hechos, ya que el hijo de Jesús G.G., menor de edad en el momento de los hechos, se autoinculpó tras la detención de su padre. Después, se encontraron sus restos biológicos tanto en el volante como en la palanca de marchas del citado BMW.

El joven, que declaró tras ser detenido, fue posteriormente puesto en libertad, ya que la Fiscalía de Menores archivó las diligencias contra él al no concederle credibilidad.

La pedida de mano en El Álamo que acabó en tragedia
La pedida de mano en El Álamo que acabó en tragedia
La pedida de mano en El Álamo que acabó en tragedia

La pedida de mano en El Álamo que acabó en tragedia

Asimismo, la titular del juzgado de Navalcarnero accedió a la petición de la defensa del investigado al considerar que el riesgo de fuga, tras 16 meses en prisión provisional, ha disminuido, todo pese a que Jesús G.G. estuvo oculto junto a su familia hasta que fue detenido por la Guardia Civil.

Potestas en Vallecas

Este miércoles los familiares de Antonio y Jessica, que dejaron cuatro hijos huérfanos, se concentran en la Plaza Roja de Vallecas para protestar contra la decisión de la jueza de la causa. "Estamos indignados", denuncia Rocío, la madre de Antonio.

"Estamos indignados"

La familia de las víctimas defiende que Jesús G.G. fue el autor del doble atropello mortal, aunque pudo contar con tres cómplices que ocupaban el coche junto a él en el momento de los hechos, entre ellos uno de sus hijos, por entonces menor de edad.

Antonio, conocido como 'Peke', y su pareja, Jessica, perdieron la vida tras el enfrentamiento entre un clan que estaba asentado en Navalcarnero (con el que estaría relacionado el investigado) y otro en Vallecas.

Rocío teme que el presunto responsable de la muerte de su hijo se fugue "otra vez" y no pueda ser juzgado por el doble homicidio de Antonio y Jessica.

Recomendamos