Ecologistas denuncia un vertido de aguas fecales en el embalse de Los Arroyos de El Escorial

Embalse de Los Arroyos de El Escorial
Embalse de Los Arroyos de El Escorial (Archivo) |Telemadrid

Ecologistas en Acción ha denunciado ante el Canal de Isabel II, la Confederación Hidrográfica del Tajo y la Consejería de Medio Ambiente un vertido de aguas fecales en el embalse de Los Arroyos, situado en el municipio de El Escorial, catalogado por su valor faunístico y paisajístico.

Como consecuencia de un incendio en la Estación de Bombeo de Aguas Residuales de Los Arroyos ocurrido el pasado domingo sobre las 23 horas, la estación dejó de bombear las aguas residuales procedentes de la urbanización de Los Arroyos.

Ello está provocado, según Ecologistas, que las aguas negras generadas por más de 6.000 personas estén ahora mismo vertiendo a los aliviaderos existentes en la misma estación que canalizan el vertido hacia la cabecera del embalse de Los Arroyos.

Operarios del Canal de Isabel II están intentando reparar la avería, según informa el propio grupo ecologista, pero denuncian que el Canal no ha actuado "diligentemente para evitar daños medioambientales" y ha preferido "que estos residuos terminen contaminando las aguas".

Ecologistas subraya además que no debe ignorarse tampoco la situación de emergencia sanitaria que estamos padeciendo por la Covid-19. El pasado mes de julio, el Servicio de Protección a la Naturaleza de la Guardia Civil encontró presencia de coronavirus en aguas residuales que se vierten al río Manzanares, en el municipio de Getafe, "por lo que en este caso podría suceder algo similar".

La Guardia Civil detecta coronavirus en vertidos ilegales al río Manzanares en Getafe
La Guardia Civil detecta coronavirus en vertidos ilegales al río Manzanares en Getafe
La Guardia Civil detecta coronavirus en vertidos ilegales al río Manzanares en Getafe

La Guardia Civil detecta coronavirus en vertidos ilegales al río Manzanares en Getafe

También han indicado que las aguas del embalse de Los Arroyos se encuentran ya deterioradas por la disminución considerable del caudal de los arroyos Ladrón y Charcón, que son los que alimentan el embalse, sin que las autoridades ambientales locales y autonómicas realicen actuación alguna para evitar la degradación del lugar, una zona de muy alto valor ecológico.