EMT obtiene una media de 8 puntos sobre diez en la satisfacción de los usuarios

Imagen de un autobús de la EMT
Imagen de un autobús de la EMT |TELEMADRID

La Empresa Municipal de Transportes (EMT) ha obtenido en 2020 una valoración media de ocho puntos sobre diez en la satisfacción global de los usuarios del servicio de transporte, lo que supone aumentar seis décimas respecto a 2019 y ocho más respecto a hace dos años.

Así se desprende del estudio de opinión sobre la calidad del servicio de autobús urbano en 2020 realizado a iniciativa del Consorcio Regional de Transportes de Madrid, explica este domingo el Ayuntamiento de la capital en un comunicado.

"Alta valoración"

La media viene determinada por el 34 % de las personas que calificó el servicio prestado por la EMT de excelente (puntuaciones entre nueve y diez) y por el 52 % que otorgó puntuaciones de siete y ocho.Un 2 % dio puntuaciones inferiores a cinco, añade el Consistorio.

El estudio revela que la satisfacción con el funcionamiento del servicio obtiene una "alta valoración" ya que nueve de cada diez usuarios se muestran bastante o muy satisfechos con el servicio prestado mientras que los insatisfechos alcanzan un 3 %.

Este índice también supone una mejora de la valoración respecto a años anteriores al aumentar el porcentaje de satisfechos y disminuir el de aquellos que no lo están.

El 59 % de los usuarios de la EMT declara que el autobús municipal es el único medio de transporte que utiliza para desplazarse por la ciudad, y, entre el 41 % restante que utiliza otros medios, el 85 % ha usado el Metro y el 22 % el servicio de Cercanías.

La encuesta analiza también la percepción de la evolución del servicio. En este sentido, el 18 % considera que ha mejorado, el 71 % que se ha mantenido y el 5 % que ha empeorado.

Limpieza y medidas

Entre los atributos más valorados por aquellos que perciben una mejora en el servicio destaca la frecuencia, la limpieza, la no saturación, las medidas contra la covid-19 y la flota nueva o de calidad, según el comunicado.

En relación al servicio de reclamaciones, el 93 % de los usuarios dice que nunca ha necesitado usarlo y que "ni siquiera se lo había planteado", frente al 4 % que alguna vez lo ha pensado y el 3 % que sí lo ha empleado.