Detenidos por mantener cuatro horas encerrados en un pub de Madrid a los clientes

Detenidos por mantener cuatro horas encerrados en un pub de Madrid  a los clientes
Pub Loyalty |REDACCION

La Policía Nacional ha detenido a tres responsables de un pub de Madrid por retener durante cuatro horas a varios clientes para supuestamente evitar ser multados por exceso de horario y alguna otra irregularidad, después de que los afectados llamasen a la Policía pidiendo auxilio, algunos con crisis de ansiedad.

Según han informado a Efe fuentes policiales, el suceso ocurrió sobre las 23:15 horas del viernes, cuando una patrulla de la Policía Municipal de Madrid fue al local Loyalty de la calle Francisco Silvela de la capital para hacer una inspección, pero no obtuvo respuesta.

Dejan encerrados a una veintena de jóvenes durante cinco horas en una fiesta ilegal en Madrid
Dejan encerrados a una veintena de jóvenes durante cinco horas en una fiesta ilegal en Madrid
Dejan encerrados a una veintena de jóvenes durante cinco horas en una fiesta ilegal en Madrid

Dejan encerrados a una veintena de jóvenes durante cinco horas en una fiesta ilegal en Madrid

A esa hora el local debía estar cerrado ya en virtud de la norma vigente ese día, por la que los bares y locales de ocio tenían que cerrar a las 23 horas.

Nadie abrió la puerta del pub, pero los agentes municipales dejaron un coche camuflado en la puerta para vigilar si salía algún cliente o responsable, detallan la fuentes.

Sobre las tres de la mañana la Policía Nacional empezó a recibir llamadas de ciudadanos que aseguraban que estaban dentro de ese lugar retenidos, ya que los trabajadores no les dejaban salir.

Algunas personas sufrieron crisis de ansiedad ante la imposibilidad de poder abandonar el local, ya que los responsables habían cerrado con llave desde dentro.

Varias patrullas de Policía Nacional de los Grupos de Atención al Ciudadano y de la UPR (Unidad de Prevención y Reacción) acudieron al lugar y explicaron la situación a la Policía Municipal, y acabaron entrando para liberar a ocho retenidos.

Detuvieron a un ciudadano brasileño y a dos nacionalizados españoles por detención ilegal.