Detenidos en Carabanchel nueve jóvenes por robar a una veintena de conductores de VTC

Detenidos en Carabanchel nueve jóvenes por robar a una veintena de conductores de VTC
Un vehículo VTC

La Policía Nacional ha detenido en el distrito madrileño de Carabanchel a un grupo de nueve jóvenes por robar a más de 20 conductores de vehículos de alquiler con conductor (VTC), utilizando perfiles falsos en aplicaciones móviles para contratar este servicio para intentar no ser descubiertos.

Según ha explicado la Jefatura Superior de Policía de Madrid en un comunicado, se imputan a los arrestados 11 delitos con robo con violencia y 10 de hurto por sustraer las pertenencias de los conductores VTC.

Con antecedentes

Los detenidos tienen edades comprendidas entre los 16 y 19 años y cuentan con diversos antecedentes por delitos previos contra el patrimonio y las personas, según han apuntado fuentes policiales.

El operativo, bautizado como operación 'Vector', se produjo al iniciarse las investigaciones a finales del año pasado cuando se constató un incremento de denuncias por robo a conductores VTC durante el desempeño de servicios.

Apps con datos falsos

Los agentes descubrieron la existencia de un grupo de jóvenes en Carabanchel que actuaban de forma "perfectamente organizada" para cometer los robos y descubrieron que los detenidos tenían un 'modus operandi' al solicitar el servicio a través de aplicaciones móviles creadas con datos falsos para preservar su anonimato, actuando "siempre en grupo y en horario nocturno (entre las 21 y las 5 horas)".

Además, encargaban el traslado indicando siempre "lugares estratégicos de recogida y llegada", normalmente sitios poco concurridos lo que les facilitaba su huida una vez producido el robo.

Ladrones y violentos

En algunas ocasiones, los ladrones en ágiles maniobras de distracción sustraían la recaudación y los teléfonos móviles de los conductores, si bien en la mayoría de las veces y ante la resistencia inicial de las víctimas "no dudaban en emplear la violencia" utilizando armas blancas para consumar los hechos.

Así, los agentes establecieron un operativo policial en el mes de enero que concluyó con la detención de los nueves jóvenes, los cuales fueron reconocidos fotográficamente por la mayoría de las víctimas.