Detenido el presunto homicida de un hombre hallado muerto en Alcorcón en diciembre de 2020

Detenido el presunto homicida de un hombre hallado muerto en Alcorcón en diciembre de 2020
Agente de la Policía Nacional |TELEMADRID

Detenido el presunto homicida de un varón que fue hallado muerto en su domicilio de Alcorcón el 14 de diciembre del año pasado y que se encontraba en paradero desconocido desde que se cometiera el crimen.

Tras el crimen, la Policía Nacional centró la principal línea de investigación en el entorno cercano al fallecido y en concreto sobre el ahora detenido con quien mantenía una estrecha relación.

Los policías averiguaron que tras una discusión el presunto autor agredió a la víctima en la cabeza con un objeto contundente hasta acabar con su vida. Ocurrió el 4 de diciembre de 2020, aunque el cadáver no fue descubierto hasta el 14 de diciembre por el casero de la víctima y propietario del domicilio.

Limpió el escenario del crimen

Aunque trató de limpiar la escena y deshacerse de los objetos que pudieran incriminarle el pasado 10 de mayo fue arrestado, acordándose su ingreso en prisión por la autoridad judicial. El detenido estaba en paradero desconocido desde esa fecha

La investigación se inició el 14 de diciembre cuando el propietario comunicó a los agentes que había accedido a la casa que tenía alquilada a un varón con intención de ver si se encontraba bien, ya que llevaba días intentando contactar con él y no respondía a las llamadas, descubriendo su cuerpo sin vida.

En el transcurso de la autopsia, junto con los agentes de homicidios, se determinó que se trataba de una muerte violenta y tras practicarse una segunda inspección ocular en la vivienda, se detectaron indicios biológicos que el presunto autor había limpiado, deshaciéndose además de los utensilios de limpieza que empleó.

Menudeo de droga

Las principales gestiones se centraron en el entorno más cercano de la víctima y en concreto en un amigo íntimo con quien mantenía contacto diario, ya que ambos se dedicaban al "menudeo de sustancias estupefacientes".

Posteriormente, pudieron constatar que la mañana de los hechos ambos amigos se habrían encontrado para tratar sobre sus negocios ilícitos y, una vez en el domicilio de la víctima, se inició una discusión que finalizó con la muerte de uno de ellos tras ser agredido con un objeto contundente en la cabeza.

Después, el autor abandonó el lugar encontrándose en paradero desconocido desde entonces, aunque tras numerosas gestiones llevadas a cabo por los agentes, se localizó al presunto asesino, según han informado este viernes desde la Jefatura Superior de Policía en una nota.