Convocadas las ayudas para luchar contra el 'ébola de los olivos' en Madrid

Hola afectada por la bacteria Xylella fastidiosa
Hoja afectada por la bacteria Xylella fastidiosa |COMUNIDAD MADRID

Las ayudas de la Comunidad de Madrid tratan de paliar las pérdidas causadas por la eliminación e inmovilización de vegetales para la erradicación y el control de la bacteria Xylella fastidiosa.

La Xylella fastidiosa es una bacteria que ataca en la actualidad a diversas plantas de utilidad económica, como la vid, el olivo, el almendro, el ciruelo, el melocotón y el limonero, así como otros que no producen frutos, como el laurel. En abril del 2018 se detecta por primera vez en olivos en la región en la localidad de Villarejo del Salvanés.

Cómo beneficiarse de las ayudas

Los acreedores de estas ayudas podrán ser los propietarios de parcelas y proveedores de material vegetal que estén inscritos en el Registro de Proveedores de Semillas y Plantas de Vivero o en el Registro de Productores, Comerciantes e Importadores de Vegetales.

Para beneficiarse de las ayudas, las explotaciones tendrán que encontrarse en una zona demarcada tras la declaración de un brote de Xylella fastidiosa en la región y haber tenido que eliminar o inmovilizar los vegetales como medida para la erradicación de la enfermedad. Deberán ser pymes activas en el sector agrícola y, concretamente, dedicadas a la producción agrícola primaria.

Indeminzar el valor comercial

Serán objeto de indemnización los cultivos o plantaciones o el material afectado que ha sido afectados por un brote de esta bacteria. En los casos de posibles daños causados por las pérdidas de valor en las plantaciones o el material vegetal, como consecuencia de inmovilización ordenada oficialmente, se indemnizará la pérdida del valor comercial y la pérdida de ingresos.

Estas ayudas se financiarán con cargo a los Presupuestos Generales de la Comunidad de Madrid para 2020 en el apartado 'Actuaciones agrícolas', por un importe de 40.000 euros. La presente actuación financiera está cofinanciada al 50 por 100 por la Administración General del Estado.