Condenada a 74 años por integrar una red que prostituía a mujeres nigerianas en Madrid

  • Las sometían  a ritos de vudú para restringir su voluntad y ser prostituidas
Desarticulada una red de trata de mujeres nigerianas
Desarticulada una red de trata de mujeres nigerianas |Telemadrid

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a 74 años de prisión a una mujer nigeriana por integrar un entramado que captaba a compatriotas en precarias condiciones económicas, algunas menores, mediante "la falsa promesa de una vida mejor" en Europa para después obligarlas a prostituirse.

Es la pena más alta acordada por el tribunal en una sentencia que condena asimismo a 24 y 4 años de prisión a otros dos acusados, también nigerianos, pero que no castiga a las líderes de la red, dos mujeres que, junto con otros encausados, no llegaron a sentarse en el banquillo al encontrarse en paradero desconocido.

Prostitutas nigerianas sometidas a siniestros rituales de vudú
Prostitutas nigerianas sometidas a siniestros rituales de vudú
Prostitutas nigerianas sometidas a siniestros rituales de vudú

Prostitutas nigerianas sometidas a siniestros rituales de vudú

De los 24 acusados que recoge la sentencia, 14 llegaron a un acuerdo con la Fiscalía por el que reconocieron los hechos a cambio de una reducción en su petición de condena, dos han sido absueltos y cinco están en rebeldía.

LA FALSA PROMESA DE UNA VIDA MEJOR

Los hechos ocurrieron al menos desde el invierno de 2014, cuando la red comenzó a captar en Nigeria a jóvenes, incluso menores de edad, en situación económica precaria. Las engañaban con "la falsa promesa de conseguir una vida mejor en Europa" e incluso las sometían a rituales de vudú para "restringir su voluntad".

En su traslado hasta España, en varias ocasiones las víctimas viajaban en patera o en una "pequeña embarcación" con un motor defectuoso junto a medio centenar de personas "hacinadas" y "sin chalecos salvavidas", hasta el punto de que algunas tuvieron que ser rescatadas por las autoridades italianas y trasladadas a la isla de Lampedusa en 2015.

Aumenta la prostitución en pisos y disminuye en los clubs de alterne
Aumenta la prostitución en pisos y disminuye en los clubs de alterne
Aumenta la prostitución en pisos y disminuye en los clubs de alterne

Aumenta la prostitución en pisos y disminuye en los clubs de alterne

Una vez en España, eran obligadas a residir en domicilios de miembros de la red, principalmente en Fuenlabrada o Humanes (Madrid) o en Castellón, aunque también forzaban a las víctimas a trasladarse a Ibiza.

Allí fueron obligadas a ejercer la prostitución y a entregar a la trama las ganancias hasta que pagaban lo que fijaban las dos principales responsables, huidas, bajo la amenaza de que, si no lo hacían, morirían ellas y su familia.

La sentencia relata algún caso en el que, al llegar a España, la víctima fue trasladada a un centro de internamiento de extranjeros (CIE) y acogida por distintas oenegés, motivo por el que la red no consiguió su propósito de obligarla a prostituirse.

LOS TRES PRINCIPALES CONDENADOS

La condena más alta ha recaído en Janet E., alias Sylvia o Blessing. De 29 años y en situación irregular en España, según la sentencia, "recibía indicaciones de las responsables del entramado" y "controlaba los movimientos, el horario y el ejercicio coactivo de la prostitución por parte de las víctimas, recaudaba el dinero obtenido y se lo hacía llegar" a las líderes.

Entre los delitos que se le atribuyen figuran varios de trata de seres humanos con fines de explotación sexual y uno de inmigración ilegal.

Operación Sana: así actuaba la red que prostituía a menores en Madrid
Operación Sana: así actuaba la red que prostituía a menores en Madrid
Operación Sana: así actuaba la red que prostituía a menores en Madrid

Operación Sana: así actuaba la red que prostituía a menores en Madrid

Billy U. ha sido condenado a 24 años por captar y organizar el viaje a Europa de varias víctimas con la finalidad de explotarlas sexualmente y enriquecerse con ello. El tribunal lo considera responsable de un delito de inmigración ilegal y dos de trata.

Elfosa I. "efectuó puntuales traslados de víctimas encargados por miembros de la red" y "facilitó al entramado su cuenta bancaria para permitir que el dinero obtenido por la red se distribuyera entre sus miembros". Ha sido sentenciado a cuatro años de prisión por cooperación con organización criminal.

El juicio se celebró entre el 5 de octubre de 2021 y el 13 de enero de 2022 y requirió de una convocatoria en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) para contar con traductores suficientes.

Recomendamos