Cifuentes anuncia que Madrid dará reproducción asistida a todas las mujeres

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid incluirá en su cartera de servicios complementaria la reproducción asistida para mujeres sin pareja masculina, es decir, la inseminación artificial de mujeres solas y de parejas o matrimonios de lesbianas, según ha anunciado este miércoles la presidenta autonómica, Cristina Cifuentes.

En una entrevista en RNE, Cifuentes se ha referido al caso de una pareja de mujeres que vieron interrumpido su tratamiento de reproducción asistida por su condición aunque ahora lo está recibiendo en la Fundación Jiménez Díaz. A este respecto, ha avanzado que finalmente ni la Comunidad de Madrid ni la propia la Fundación Jiménez Díaz van a recurrir el fallo de la sentencia conocido este lunes por el que se condena por discriminación.

Además, ha apuntado que "en ningún caso la intención del hospital ha sido la de discriminar a las pacientes", algo "acreditado en la propia sentencia".

"AVANZAR EN IGUALDAD"

De vuelta en la inclusión de esta prestación en la cartera de servicios sanitarios, ha asegurado que en la Comunidad de Madrid se ha tomado la decisión de ampliar la cartera de servicios complementaria para que la reproducción asistida sea una prestación accesible en la sanidad pública a mujeres "con independencia de su condición sexual" porque supone "avanzar en igualdad" y al derecho a poder acceder a la reproducción asistida con independencia" de la orientación sexual.

Tras destacar que lo quieren hacer de "inmediato", ha matizado que aún están estudiando la forma. Se puede hacer directamente mediante una decisión de Consejo de Gobierno o mediante su inclusión en las leyes de identidad de género que se están elaborando. Su vía favorita es incluirlo directamente en la cartera de servicios.

Según han informado desde la Comunidad de Madrid a Europa Press, el objetivo de esta medida es "garantizar que la asistencia sanitaria pública de la Comunidad de Madrid respete escrupulosamente el principio de igualdad, independientemente de la orientación sexual y circunstancias de las mujeres que soliciten tratamiento de fertilidad".

Esta inclusión será comunicada a todos los centros y servicios del sistema sanitario público madrileño, y especialmente, a aquellos centros hospitalarios que aplican diferentes técnicas para la reproducción asistida. No obstante, Cifuentes considera que esta prestación debe incluirse en la cartera básica de servicios del Sistema Nacional de Salud, y que se aplique un criterio idéntico en todas las Comunidades Autónomas.

POLITICAS DE LUCHA CONTRA LA DISCRIMINACION

Según han explicado desde el Gobierno regional, la medida que va a adoptar se enmarca en sus políticas de lucha contra la discriminación en todos los ámbitos, incluidos aquellos que guardan relación con la condición sexual de los ciudadanos. En este marco, se ha elaborado ya el Anteproyecto de Ley de Protección contra la Discriminación por Orientación Sexual y el Anteproyecto de Ley de Identidad de Género.

El pasado año se contabilizaron 2.122 tratamientos de fecundación in vitro en los siete centros hospitalarios de la red pública de la Comunidad que realizan esta técnica: La Paz, 12 de Octubre, Príncipe de Asturias, Clínico San Carlos, Fundación Alcorcón, Gregorio Marañón y Fundación Jiménez Díaz.

El centro que más tratamientos de este tipo realiza es el Hospital Universitario Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares, que en 2014 registró 557 fecundaciones in vitro.

A FAVOR DE LA "MUERTE DIGNA"

Cifuentes, ha afirmado que está a favor de la "muerte digna", y ha considerado que con la legislación actual es "suficiente" y se puede tener una muerte de estas características. Ha considerado que son temas "muy delicados que más allá de unir a la sociedad la separan", y ha defendido que cualquier legislación que se haga sobre este asunto se tiene que hacer con un "amplísima consenso social" y "no abrir debates ideológicos".

"Creo en la muerte digna y la legislación actual permite tener esa muerte digna, sobre todo, sin prolongar el sufrimiento innecesario", ha defendido Cifuentes, quien ha asegurado que con la legislación actual "es suficiente".