Vídeo: Telemadrid | Foto: Telemadrid

Cientos de personas reclaman la continuidad de la Casa de Cultura de Chamberí

Cientos de personas han recorrido este domingo las calles de Chamberí para reclamar la continuidad del proyecto vecinal de la Casa de Cultura de este distrito y de otros espacios que consideran "amenazados" por el Gobierno municipal de José Luis Martínez-Almeida (PP).

Bajo el lema "Espacios vecinales sí. Un Madrid a muchas manos", la marcha ha recorrido las principales calles del distrito y ha concluido con la lectura de un manifiesto que acusa al Ayuntamiento de "clausurar un espacio esencial para la vida del barrio sin razón ni justificación alguna".

Tras no renovar la cesión prorrogable por cuatro años a las asociaciones que integran el proyecto de la Casa de Cultura, iniciado en 2017, el Consistorio prevé quitarles las llaves del número 39 de la calle Bravo Murillo el día 24 de marzo.

Este espacio, que ha acogido ciclos de cine, charlas de ópera y obras de teatro, centró su actividad con la pandemia en la despensa solidaria de alimentos gestionada por alrededor de 60 familias.

A la manifestación ha acudido la portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento, Rita Maestre, quien ha llamado a defender "una forma de entender la ciudad moderna, abierta, en la que los vecinos participan en la toma de decisiones y en la construcción de la ciudad".

También ha asistido su homólogo socialista, Pepu Hernández, quien ha reprobado la "agresión constante contra la participación ciudadana" de un Ejecutivo que "no se está dando cuenta del daño que están haciendo a la democracia".

"Lo único que quieren es que no haya espíritu crítico, que los ciudadanos no se puedan reunir y gestionar cuestiones donde el equipo de Gobierno no llega", ha subrayado.

Fuentes municipales indican a Efe que "los locales de los espacios vecinales y la cesión de los mismos dependen de cada Junta Municipal", que valora "si las cesiones ya existentes deben renovarse o si se debe dedicar el espacio a otros usos en función de las necesidades de los distritos", "primando siempre el mayor beneficio para los vecinos".

En el caso de la Casa de la Cultura, explican que cuando se acercaba el fin de la autorización, y previo informe jurídico, se evaluó la situación del inmueble, que está cedido al Ayuntamiento por parte del Ministerio de Hacienda para "participación ciudadana y promoción educativa y cultural".

Se valoró el "beneficio" que la autorización aporta al vecindario, y se concluyó que no procedía su renovación, ya que "tiene 57 asociados" -algo menos del "0,03 % del total de la población" del distrito- y en ella "no están integradas otras asociaciones con más representación en Chamberí".

Por ello, la Junta está buscando "nuevos usos" al local que "den oportunidad de participar a todos los vecinos del distrito".