Aplazada la reapertura de la línea 9B de metro a su paso por Arganda

Las obras repararán los daños ocasionados por las lluvias el pasado verano.
Estación del metro de Arganda del Rey

Metro de Madrid va a prolongar la suspensión del servicio entre las estaciones de Arganda del Rey y La Poveda, en la línea 9B, ocasionada por unos trabajos que comenzaron el día 30 de marzo para reparar los daños ocasionados por las inundaciones de agosto y septiembre, afectando a la circulación en superficie.

Metro indicó inicialmente que los trabajos iban a concluir el 5 de abril, pero luego se anunció que el 14, según indicó al Ayuntamiento de Arganda del Rey la concesionaria Transportes Ferroviarios de Madrid (TFM), empresa que gestiona ese tramo de Metro y que se encarga de las obras.

Sin embargo, fuentes de Metro han señalado que continuará cortado el servicio, y que la empresa TFM “de momento no ha comunicado fecha de fin de la obra”. Los viajeros seguirán contando con un servicio gratuito de autobuses mientras duren los trabajos.

Las lluvias de agosto y septiembre deterioraron el firme de una glorieta de Arganda del Rey situada sobre esa línea Metro, lo que obligó a cerrar la rotonda al tráfico rodado desde aquellos momentos. No obstante, el servicio en la línea 9B sí ha podido prestarse con normalidad estos meses.

Los desperfectos se produjeron durante las intensas precipitaciones de granizo y lluvia del 25 de agosto y 15 de septiembre, afectando a los terrenos donde se ubican las instalaciones correspondientes a la línea 9B de Metro en el tramo de La Poveda y Arganda del Rey, las dos últimas estaciones de la línea.

Durante el mes de diciembre, Metro hizo un estudio técnico con el que poder evaluar los daños ocasionados, que ha permitido a la empresa TFM diseñar las obras que va a llevar a cabo para reparar los desperfectos y “permitir la restitución de la circulación del tráfico rodado en superficie de la zona”.

Las obras consisten principalmente en el refuerzo de la infraestructura, con la reparación de taludes, drenaje en determinadas zonas y remodelación de otros elementos de paso en el entorno del punto kilométrico 6,630 de la línea, con el fin “de mantener los terrenos y las instalaciones con las máximas garantías”.