Montero dice sobre el SMI que no se puede "ignorar la situación económica"

María Jesús Montero
María Jesús Montero |EFE

La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha apuntado que se debe "actuar con inteligencia" en la evolución del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para 2021 y que no se puede "ignorar la situación económica" que atraviesa el tejido productivo ante el próximo semestre, que se presenta complicado.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Montero ha señalado que "está fuera de cualquier duda" el compromiso del Gobierno con cumplir el compromiso de que el SMI se sitúe en el 60 % del salario medio al final de la legislatura.

El Gobierno aprueba rebajar el alquiler y la carga fiscal al turismo, bares y comercio
El Gobierno aprueba rebajar el alquiler y la carga fiscal al turismo, bares y comercio
El Gobierno aprueba rebajar el alquiler y la carga fiscal al turismo, bares y comercio

El Gobierno aprueba rebajar el alquiler y la carga fiscal al turismo, bares y comercio

Montero ha recordado que en los últimos dos años se ha subido un 30% pero que hay que actuar con "inteligencia política" y "prudencia" para acompañar el momento "tan grave" que vive el tejido productivo, especialmente algunos sectores como la hostelería, para la que este martes se ha aprobado un paquete adicional de medidas.

"No podemos ignorar la situación económica", ha incidido Montero que ha agregado, en línea con lo defendido ayer por la vicepresidenta tercera Nadia Calviño que si ahora no es el momento de hacer una previsión "certera" sobre este asunto se puede "revaluar la situación" en el próximo semestre para tomar la decisión más correcta.

Hay que perseguir que no se destruya empleo, ha añadido Montero, y acompañar "a las empresas en este difícil transito" para poder "sortear el semestre que viene en las mejores condiciones posibles".

La revisión del SMI, actualmente en 950 euros en 14 pagas, divide al Gobierno con la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, a favor de aprobar ahora un incremento al menos en línea con el 0,9 % de pensiones y empleados públicos, que la parte socialista del Ejecutivo no ve adecuada en este momento.