La Junta Electoral prohíbe distribuir un cuento para niños con "propaganda" en Tres Cantos

La Junta Electoral prohíbe distribuir un cuento para niños con "propaganda" en Tres Cantos
El libro infantil ‘Tres Cantos, una ciudad de cuento’ |AYUNTAMIENTO DE TRES CANTOS

La Junta Electoral de Zona ha prohibido la distribución del libro infantil ‘Tres Cantos, una ciudad de cuento’, que ha sido editado y repartido por el Ayuntamiento a todos los niños de la localidad, y que, según denuncia la oposición, hace una “propaganda descarada” de los proyectos del PP.

La resolución de la Junta Electoral, a la que ha tenido acceso Efe, apunta que la preparación del cuento no supone una infracción de la ley electoral, porque fue acordada antes de la convocatoria de los comicios.

No obstante, la entidad acuerda la prohibición de la distribución de ejemplares y obliga a retirar los que se hayan podido emitir hasta ahora, “sin perjuicio de su posterior distribución, una vez finalizado el proceso electoral”.

El PP indica en un comunicado que el Consistorio ya había pospuesto su reparto, así como la presentación pública prevista, una vez que tuvo constancia de la convocatoria de las elecciones, “como garantía de neutralidad institucional”; aunque lo cierto es que los libros ya habían sido entregados a los niños matriculados en los colegios y se habían dispuesto en diversos centros culturales.

La denuncia ante la Junta Electoral la interpuso el grupo municipal Ganemos, cuyo portavoz, Federico Más, ha dicho a Efe que “valoran muy positivamente” las medidas adoptadas, porque “no es admisible” que el PP “haga del Ayuntamiento de Tres Cantos su propio cortijo”.

Además, considera que el PP “debería abonar los gastos ocasionados por el libro”.

Por su parte, el secretario general del PP en Tres Cantos y portavoz del Gobierno municipal, Javier Juárez, acusa a la oposición de “embarrar el territorio electoral con fines espurios”, y ha insistido en que el cuento “no contiene ningún contenido adoctrinador”.

Además, critica que se ha hecho “un daño irreparable” a la profesional que se ha encargado del “magnífico trabajo de ilustración” del libro.