Los cracks de la Eurocopa

Lewandowski, Mbappe, Cristiano Ronaldo y Benzema
Lewandowski, Mbappe, Cristiano Ronaldo y Benzema |Redacción

La Eurocopa 2020 cuenta con grandes estrellas. Cracks mundiales como Bruno Fernandes (Portugal), Frenkie de Jong (Holanda), Raheem Sterling (Inglaterra), Kevin de Bruyne (Bélgica), Romelu Lukaku (Bélgica), pero por encima de todas ellas están Cristiano Ronaldo (Portugal), Mbappé y Benzema (Francias) y Lewandowski (Polonia).

Cristiano, un león enjaulado

Cristiano Ronaldo |EFE

Tras vivir uno de los años más duros de su carrera en el Juventus, sin ser protagonista en su competición favorita, la Liga de Campeones, el portugués Cristiano Ronaldo encara la Eurocopa como un león enjaulado, decidido a revalidar el trono de Europa alcanzado en 2016.CR7, que cumplió en febrero 36 años, llega a la Eurocopa tras ser coronado como mejor delantero de la Serie A y firmar 29 goles, cinco más que el belga Romelu Lukaku, delantero campeón de Italia con el Inter de Milán.

La Eurocopa le ofrece una gran oportunidad para recuperar el protagonismo absoluto y coger impulso para el futuro, a la espera de saber si será en Turín o en otro gran club europeo.

Kylian Mbappe, 'O Fenomeno'

Mbappçe |EFE

Kylian Mbappe despide aire fresco y también nostalgia, con acciones improvisadas trazadas desde la imaginación, únicas, contempladas a cuentagotas, y otras solo al alcance de los elegidos, como los de antaño.

La evolución de este parisino de solo veintidós años parece no tener fin. Nadie discute ahora que es uno de los grandes, una de las estrellas que permanece a la espera de heredar el reinado establecido durante más de una década por Leo Messi y Cristiano Ronaldo.

Una Eurocopa sin Ramos, Oblak, Haaland, Ter Stegen, Ibrahimovic ni Van Dijk
Una Eurocopa sin Ramos, Oblak, Haaland, Ter Stegen, Ibrahimovic ni Van Dijk
Una Eurocopa sin Ramos, Oblak, Haaland, Ter Stegen, Ibrahimovic ni Van Dijk

Una Eurocopa sin Ramos, Oblak, Haaland, Ter Stegen, Ibrahimovic ni Van Dijk

Consolidado en la élite y ya con cierta madurez después de seis años asentado en el fútbol de alto nivel después de su debut con el primer plantel del Mónaco con solo dieciséis años, asume su condición de gran reclamo de la Eurocopa, un escaparate a su altura donde nunca ha estado y donde pretende sobresalir.

En la Eurocopa dará que hablar. La gran amenaza rival y la mejor baza del poderoso bloque de Didier Deschamps, condenado a prolongar la autoridad demostrada en el Mundial y sumar su tercera corona continental, la primera desde hace veintiún años.

Benzema y un sueño pendiente

Karim Benzema |EFE

No existían argumentos futbolísticos que sostuviesen una selección francesa sin Karim Benzema. Privado del gran sueño de cualquier futbolista, proclamarse campeón del mundo con su selección, el delantero sufrió todas las consecuencias negativas de un turbio asunto extradeportivo. El fútbol acaba imponiéndose y presenta la oportunidad de saldar una deuda.

El 10 de Francia ha cambiado de dueño. El emblemático dorsal que suele apuntar a la gran referencia del equipo, pertenece ahora a Kylian Mbappé. Estrella mundial. Llamado a dominar el mundo futbolístico por años. Entre elegidos hay una conexión especial y para Karim carece de importancia regresar con el 19.

Tras 30 goles en 46 partidos con el Real Madrid y nueve asistencias. Dispuesto a recuperar el tiempo perdido y disfrutar en un tridente de ensueño con Griezmann y Mbappé. A aumentar los números que se detuvieron en 27 tantos en 81 internacionalidades. Tras perderse el subcampeonato de la Eurocopa 2016 y la conquista del mundo en 2018. Con el objetivo de marcar su primer gol en su tercera Eurocopa y alzar al cielo de Londres su primer gran éxito con les bleus.

Lewandowski y una deuda pendiente

Lewandowski |UEFA

Acostumbrado a romper estadísticas goleadoras cada temporada, Robert Lewandowski tiene una deuda pendiente en las grandes citas internacionales por su casi ausencia de goles para Polonia, que necesita más que nunca a su estrella para llegar lejos en la Eurocopa.

A la Polonia que gobierna Lewandowski, desde que debutó un 10 de septiembre de 2008, siempre le ha faltado el toque de calidad que puede otorgar un futbolista diferencial y superior al resto. Y es que, en los tres grandes torneos internacionales en los que ha participado, la pólvora del delantero del Bayern se ha apagado.

Lewandowski jugó la Eurocopa de Polonia y Ucrania 2012 y la de Francia 2016 así como el Mundial de Rusia 2018. No consiguió llevar a su selección al Mundial de Sudáfrica 2010 y al de Brasil 2014. En cualquier caso, sus números con Polonia en las grandes citas no se acercan ni por asomo el que ha firmado en sus clubes.

Otros cracks a tener en cuenta

Harry Kane |EFE

Harry Kane, apodado HurriKane por los amantes de las canciones de Bob Dylan, es una de las mayores figuras de la Eurocopa y una de las que se juega su futuro durante el campeonato. El aspirante a ser el máximo goleador de la selección inglesa no luchará solo por dar a su equipo la primera Euro, sino también para lucirse y encontrar un nuevo destino alejado del Tottenham Hotspur.

Kane, en la plenitud de su carrera, ya ha comunicado su deseo de abandonar a los Spurs. ¿La razón? La incapacidad de Daniel Levy y su directiva de rodearle de un equipo ganador. Tiene compañeros a su mismo nivel, como Heung-min Son, pero el Tottenham ha demostrado ser incapaz de plantar cara a sus máximos rivales en Inglaterra, además de completar una sonrojante actuación en Europa.

Diez años después de su debut, Kane está preparado para despegarse del equipo de su vida y la Eurocopa es la mejor oportunidad para inflar aún más su precio. El inglés llega con la Bota de Oro debajo del brazo, con 23 tantos en la Premier League, y con la tarea de acercarse al galardón de máximo goleador histórico de Inglaterra.

Luka Modric |EFE

Con el sosiego que proporciona un futuro garantizado en el Real Madrid, al menos durante una temporada, irrumpe Luka Modric en la Eurocopa 2021 como el abanderado de la selección de Croacia, el recuerdo de su estupenda imagen en un gran torneo y la exigencia de asentar la excelente reputación ganada en el Mundial de Rusia 2018.

Modric llega al torneo continental con 35 años y casi medio centenar de partidos a sus espaldas en lo que va de temporada. Exprimido por las urgencias de su equipo que no encontró momento adecuado para una dosificación, un respiro.

Aún así el mundo contempló la magia de Luka Modric, elegido mejor jugador del torneo y después premiado con el The Best y el Balón de Oro. Un intruso en la época de Cristiano Ronaldo y Leo Messi.