Francisco Antoraz, de 80 años, el árbitro de baloncesto más veterano de España

  • "Todavía me preguntan si vuelvo a arbitrar"
Francisco Antoraz, de 80 años, el árbitro de baloncesto más veterano de España
Francisco Antoraz |@FBMadrid

Francisco Tajahuerce Antoranz, Paco Antoranz para el mundo del baloncesto, tiene 80 años y sigue en condición de disponible para el Comité de Árbitros, pero sabe que no volverá a arbitrar. La pandemia del covid-19 y una tendinitis le han apartado de las canchas de juego al árbitro más veterano de España.

En una entrevista concedida a la web de la Federación de Baloncesto de Madrid recuerda que su último partido que dirigió fue en Robledo de Chavela, con 78 años. En el minuto siete, notó dolor en una rodilla. Cuando estaba en pleno tratamiento de la tendinitis, llegó la pandemia.

Paco Antoranz / @FBMadrid
Paco Antoranz |@FBMadrid

"En Robledo de Chavela, en la mesa estaba Alberto (mi hijo mayor). Era un sénior masculino y fue el 15 de diciembre de 2019, domingo. Estábamos a las faldas de Navidad. Luego empezó enero y ya no arbitraba porque tenía esto (se toca la rodilla), y en marzo se paró la competición. No he vuelto a coger el silbato desde aquella fecha", señala Antoranz.

Primero llegó la tendinitis y después la pandemia: "Yo vivo solo y el arbitraje, sábados y domingos, para mí era media vida. Salía el sabado a las cinco de la tarde, tenía dos partidos, y volvía a las nueve y media. Me duchaba y cenaba. El domingo dos más, uno por la mañana y otro por la tarde. Un día y medio en el que estaba con mis hijos (oficiales de mesa de la FBM), si me tocaba, y si no con los demás compañeros".

Paco Antoraz recuerda sus inicios en el arbitraje: "Fue Sevilla, bueno, en Barcelona sí, pero eso fue anecdótico. Tenía 19 ó 20 años y, es curioso, el compañero de trabajo de mi padre en Catalana Occidente era un tal Santiago Fernández, que fue árbitro internacional. Su hijo también estuvo en ACB. Le dijo a mi padre: Dile a tu hijo que haga el cursillo. Te estoy hablando del año 60. Pero después fui a la mili y ya, se acabó".

"El arbitraje me ha dado muchos amigos"

Sus inicios son en Sevilla: "No conocía a nadie, pero el Colegio de Árbitros de Sevilla lo llevaba Manolo Blanco, una persona muy agradable, y estaba a tres puertas de mi casa. Esto sería en el 79 [tenía 38 años]. En el curso recuerdo a un árbitro de 20 ó 22 años, Álvaro Herrera. Yo hacía preguntas fuera del reglamento como qué pasa si ocurre alguna incidencia a la salida, y me dijo: Vete a tu casa, Paco, que tú ya estás para arbitrar. Ya te llamaremos. Y, efectivamente, me llamaron, y me mandaban a Écija o a Los Palacios, donde fuera... Así empecé".

En 1981, con 40 años, se traslada a vivir a Madrid: "El arbitraje me ha dado muchos amigos. Me siento muy valorado por la gente. Casi siempre, en el 80 ó 90% de las veces, al acabar el partido me han dicho: A ver si le volvemos a ver por aquí... Eso me enorgullece. En casa tengo recuerdos de muchos torneos en los que he estado".

De Francisco Tajahuerce a Paco Antoranz

Sobre si sigue pensando en volver a las canchas, Paco Antoraz con esta que "no, me he enfriado ya y no quiero, porque este dolor es crónico. Ahora para levantarme... (hace un gesto de dolor). No puedo. El médico me ha dicho: Camine, camine... Y lo hago. Salgo por la mañana, salgo por la tarde, y sí, bombeas este [se señala el corazón]. Eso es bueno. También me han hecho una analítica y no tengo nada".

La charla termina, pero Paco continúa: "No me has preguntado por qué me llaman Antoranz y no Tajahuerce. Cuando fui a Sevilla, Manolo Blanco me preguntó: ¿Y tú cómo te llamas, miarma? Así, como hablan ellos... Francisco Tajahuerce ¿Taja qué, qué has disho? ¿Y de segundo? Antoranz. ¡Ah, eso sí, Antoranz".