El Real Madrid deja escapar el triunfo ante el Leipzig en la Youth League

  • Se lleva un jarro de agua fría en el último minuto (1-1)
Real Madrid juvenil
Real Madrid juvenil |@lafabricacrm ·

Un empate difícil de explicar ante el Leipzig por la superioridad mostrada en el estadio Alfredo si Stéfano, por un tanto con fortuna de Köhl que igualó el de César Palacios (1-1), deja al Real Madrid de Álvaro Arbeloa segundo del Grupo F de la Liga de Campeones juvenil, por detrás de un Shakhtar Donetsk que firma el pleno.

El encuentro tuvo el gran atractivo de ver a Vinícius Tobias e Iker Bravo con el juvenil. Solo durante 45 minutos que sirvieron para que el brasileño mostrase su potencial, generando desequilibrio con sus subidas desde el lateral derecho, provocando un penalti que falló Nico Paz a los 35 minutos.

El Real Madrid de Arbeloa se exhibe ante el Celtic por 0-6
El Real Madrid de Arbeloa se exhibe ante el Celtic por 0-6
El Real Madrid de Arbeloa se exhibe ante el Celtic por 0-6

El Real Madrid de Arbeloa se exhibe ante el Celtic por 0-6

Bravo mostró detalles de 9, rematando todo lo que pudo y asociándose bien con jugadores de segunda línea. Los dos fichajes madridistas en los que hay depositadas muchas esperanzas en el club blanco generaron la primera ocasión clara a los 8 minutos. Un centro con rosca de Vinícius encontró el testarazo de Iker. Fue el inicio de un dominio sin precisión en los metros finales.

Vinícius hizo bicicletas, disparos desde fuera del área y centros con peligro. Ante un zurdazo de Iker inició su exhibición de paradas el portero Jonas Nickisch. En el segundo acto Arbeloa revolucionó a su equipo con tres cambios al descanso y encontró el premio en segundos.

En una acción inventada por Palacios, que condujo, encontró el apoyo en Manu Serrano y remató con calidad para firmar su tercer tanto del curso en cuatro partidos. Nada hacía presagiar el resultado final. Nickisch evitó la goleada con acciones salvadoras repletas de mérito ante Gonzalo, un testarazo de Nico Paz o un remate a bocajarro de Enrique.

Jarro de agua fría en el 89'

No se había acercado en todo el partido el Leipzig, más que con un regalo a los 64 minutos en un mal pase atrás de Manuel Ángel que provocó la parada de Diego Piñeiro ante Weber, cuando en el 89, en un balón largo al espacio, apareció Köhl, que se alió con el factor fortuna cuando su mano a mano con Edgar acabó en un disparo que desvió el defensa y despistó a su portero.

El Real Madrid se volcó en los cinco minutos del tiempo añadido y perdonó dos remates tras saques de esquina de Nico y Palacios, antes de que el colegiado anulase en la última acción del partido un gol a Enrique por fuera de juego.

Recomendamos