Trabajadores de servicios funerarios piden ser incluidos cuanto antes en los planes de vacunación

Trabajadores de los servicios funerarios en el Cementerio de La Almudena
Trabajadores de los servicios funerarios en el Cementerio de La Almudena |Telemadrid.es

Los servicios funerarios comienzan a experimentar un incremento importante en la demanda, aunque sin llegar a lo registrado durante la primera ola de la pandemia, aseguran desde la asociación profesional Aesprof.

Preocupa este ascenso, pero también los contagios que se están produciendo entre los trabajadores y el que, por ahora, no se les haya incluido en los planes de vacunación.

Se queja el presidente de Aesprof, Fernando Halcón, de que sólo los consideren personal sanitario para la obtención de los certificados profesionales y luego se le dé de lado.

Situaciones de riesgo

"A nosotros nos toca meter los cuerpos en los dos sudarios, como está fijado, a veces nos entregan los cuerpos en los hospitales o en las residencias con el sudario y las pertenencias metidas dentro y luego nos toca abrirlos y sacarlas para dárselas a los familiares", pone como ejemplo de situaciones de riesgo.

Se ha dirigido a todas las Comunidades Autónomas, al Congreso y al Senado para que se les tenga en cuenta. "Pero nos dicen que los protocolos ya están hechos, que a nosotros nos toca esperar y que no entramos", dice Halcón.

Con la tercera ola de la pandemia aseguran que se ha doblado en número de servicios prácticamente en toda España. Madrid no es una excepción aunque creen que de momento no será preciso volver a habilitar morgues adicionales.

Velatorios

Otra circunstancia que señalan desde Aesprof es el tema de los velatorios en tanatorios y otros espacios. "En la primera ola de la pandemia, se prohibió la velación de los fallecidos por Covid, evitando así la propagación del virus en tanatorios, velatorios, domicilios particulares, hospitales y lugares de culto", recuerdan.

No ocurre lo mismo ahora, afirman, con las nuevas restricciones, que "siguen poniendo en riesgo a todo el sector funerario en los velatorios, centros donde la gente es incapaz, por nuestras costumbres, de mantener la distancia de seguridad", señalan desde esta asociación profesional.