Madrid participa en un estudio para saber el número real de infectados en España

Tubo de ensayo de un test de Covid-19
Tubo de ensayo de un test de Covid-19 |Telemadrid.es

Madrid, País Vasco, Navarra, Cantabria, Extremadura y Melilla comienzan desde hoy a citar por teléfono a las más de 95.000 personas invitadas a participar en esta cuarta ronda del estudio nacional ENE-COVID. El resto comenzará a hacerlo a partir del próximo lunes para que los trabajos de campo puedan desarrollarse entre el 16 y el 27 de noviembre.

La intención es establecer la evolución de la pandemia desde la desescalada hasta la segunda ola y tratará de responder incógnitas como la duración de los anticuerpos.Así lo han explicado el secretario general de Salud Digital del Ministerio de Sanidad, Alfredo González, y la directora del Instituto de Salud Carlos III, Raquel Yotti, que han confiado en que los resultados puedan estar listos en la primera quincena de diciembre.

¿Cómo se hace el estudio de seroprevalencia?
¿Cómo se hace el estudio de seroprevalencia?
¿Cómo se hace el estudio de seroprevalencia?

¿Cómo se hace el estudio de seroprevalencia?

Yotti no ha querido aventurar una estimación de los españoles que han podido contagiarse de coronavirus, aunque "lo previsible" es que se supere el 5,2 % de tasa de seroprevalencia que desveló la tercera ronda, realizada en mayo, cuando había muchos menos casos diagnosticados.

"Estudiar a las mismas personas nos permite tener una película de los anticuerpos circulantes"

"Estudiar a las mismas personas nos permite tener no una foto fija, sino una película de cómo ha evolucionado la inmunidad, los anticuerpos circulantes" en todo este tiempo, con lo que se podrá contestar preguntas sobre las que aún no existe una respuesta clara, como puede ser su duración.

Personas asintomáticas

El porcentaje de seronegativización observado entre la primera y la segunda ronda fue del 7,1 %, y del doble (14,4 %) de la primera a la tercera. Y fue más frecuente en personas asintomáticas (11 % entre la ronda 1 y la 2, pero mucho menos en las personas que perdieron el olfato y/o el gusto (2,6 %).

"Hay diferentes cuestiones que pueden hacer que no detectemos anticuerpos pero que siga existiendo inmunidad y capacidad de hacer frente al virus"

"Hay diferentes cuestiones que pueden hacer que no detectemos anticuerpos pero que siga existiendo inmunidad y capacidad de hacer frente al virus", por lo que hasta que se estudien en profundidad es necesario "mantener cierta cautela para evitar llegar a conclusiones precipitadas".

Estudiar las reinfecciones

La nueva ronda también podrá dar pistas sobre la aparición o no de reinfecciones, aunque es un "fenómeno extraordinariamente poco frecuente", y la evolución de los asintomáticos.

"Los nuevos datos serán cruciales para saber qué porcentaje total se ha infectado y el porcentaje de detección que estamos teniendo"

"En resumen, los nuevos datos serán cruciales porque nos permitirán saber qué porcentaje total se ha infectado y, con ello, el porcentaje de detección que estamos teniendo", afirman. En primavera rondaba sólo el 10 % y ahora será "presumiblemente mucho mayor", ha recordado la doctora.

"Lo más preocupante del coronavirus no es lo que hace, sino el temor que genera"
"Lo más preocupante del coronavirus no es lo que hace, sino el temor que genera"
"Lo más preocupante del coronavirus no es lo que hace, sino el temor que genera"

"Lo más preocupante del coronavirus no es lo que hace, sino el temor que genera"

Por eso ha hecho un llamamiento a todos los que desde hoy reciban la llamada a participar, porque ahora "es incluso más importante" y no hay "posibilidad de reemplazo".

Analizar a los que dieron positivo

A todos los que acepten se les va a realizar los mismos test rápidos de anticuerpos que ya se usaron en las anteriores rondas, aunque en esta ocasión solo se va a realizar análisis de sangre a los que tuvieron un resultado positivo en cualquiera de las tres rondas anteriores y a un 15 % del total de la muestra, lo que sumará unas 19.000 personas.

Hasta 1.400 centros de salud y 4.000 profesionales sanitarios y administrativos volverán a dedicar sus esfuerzos para elaborar esta nueva ronda. "Entre todos hemos encontrado la flexibilidad necesaria para no sobrecargar en exceso a estos centros de salud", pero "sin perder el más mínimo rigor científico", ha añadido la investigadora.