Illa descarta el confinamiento domiciliario para doblegar la tercera ola

Salvador Illa
Salvador Illa |Redacción

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha asegurado este sábado que estamos ante una situación "muy preocupante" pero que conseguiremos doblegar la tercera ola, aunque no se contempla ningún confinamiento domiciliario para hacer frente a ella.

"Pensamos que con los instrumentos que tenemos a disposición, los previstos en el estado de alarma, es suficiente para doblegar esta tercera ola", y ha destacado que tras aplicar medidas hay que esperar algunos días para ver su efecto.

Illa ha hecho estas consideraciones en una comparecencia en la que está informando sobre la situación de la pandemia que dejó este viernes 40.197 nuevos casos, una cifra diaria de contagio que, de nuevo, no tiene precedentes.

No obstante, Illa ha asegurado que, aunque el estado de alarma permite toques de queda entre las 22 y las 7 horas, está abierto a modificarlo para doblegar la curva de contagios de Covid-19: "Si hay que revisar esta franja horaria, vamos a hacerlo hablando con todo el mundo".

El ministro ha indicado que el Ejecutivo central "nunca se ha negado a escuchar y a valorar esta posibilidad", pero que es necesario hacerlo con las máximas garantías jurídicas para no limitar derechos humanos, en sus palabras.

"El Gobierno de España siempre va a estar a favor de cualquier medida que sea eficaz para doblegar la tercera ola. Ahora bien, todas las medidas se tienen que adoptar con la adecuada cobertura legal", ha explicado.

Ha asegurado que está en constante contacto con los gobiernos autonómicos: "Vamos a ejercer este

Cepa británica

Preguntado por la presencia de la cepa británica de coronavirus en España, Illa ha asegurado que están siguiendo los casos con "muchísima atención" y que se están haciendo grandes esfuerzos de secuenciación. Y ha afirmado que el Gobierno está siguiendo dos otras cepas --la sudafricana y la brasileña--, por lo que se mantienen "en contacto permanente con las autoridades europeas".

Unas cifras muy preocupantes, ha dicho el ministro, que ha señalado que estamos en un ritmo óptimo de la vacunación y que el objetivo es que en verano esté vacunada el 70% de la población.

La segunda dosis está garantizada

En este sentido, el ministro de Sanidad aseguró que España recibirá la próxima semana un total de 205.725 dosis de la vacuna de Pfizer y BioNTech, en vez de las 360.000 comprometidas por un ajuste en la producción de la compañía en su plante de Bruselas y que garantizan las segundas dosis a las personas que ya recibieron la primera.

A este respecto, Illa destacó que ya ha comunicado a todos los coordinadores de vacunación de todas las comunidades autónomas las nuevas cantidades que van a ser entregadas y "hemos hecho ajustes, aunque el reparto sigue siendo equitativo, para garantizar que todas aquellas personas que recibieron la primera dosis la primera semana de vacunación reciban la segunda estos próximos siete días. Todas las personas que recibieron una primera dosis van a recibir la segunda".