Otro robo más

Un dato curioso es que hace una semana, el Ayuntamiento obligó al comercio a quitar los bolardos que protegían el negocio. Lo que se lo puso más fácil a los ladrones. Usaron un coche robado que estamparon contar el cristal y luego huyeron por la M-30. Hoy, el negocio sigue cerrado.

Mejores Momentos

Programas Completos