A más de 60 metros de altura

El equilibrista Nik Wallenda caminó ayer sobre ése cable -tendido a 61 metros de altura entre un rascacielos y una grúa- con la sóla ayuda de la pértiga y sin arnés de seguridad.

Tardó 15 minutos en recorrer los 152 metros del recorrido. Wallenda fué la primera persona que cruzó las cataratas del Niágara en su zona más alta y peligrosa.

Mejores Momentos

Programas Completos