Los madrileños, ¿adictos al móvil?

Según estudios recientes, uno de cada cuatro madrileños es adicto al móvil, pero no es la única adicción que padecemos. El culto al cuerpo, las compras o incluso el trabajo son algunas de las obsesiones que nos preocupan. Hemos salido a la calle y hay para todos los gustos, pero lo cierto es que el móvil se lleva la palma. Las adicciones pueden afectar a las relaciones familiares y personales y provocar una carencia de habilidades sociales, y de hecho cada vez son más aconsejables los tratamientos.

Mejores Momentos

Programas Completos