La isleta de Gran Vía, fuente de inspiración

La isleta de Gran Vía, fuente de inspiración

Desde esta isleta, el pintor Antonio López inmortalizó la Gran Vía. Para ello, tardó nada más y nada menos que siete años, ya que aprovechaba veinte minutos de luz al amanacer. Así, durante siete veranos. Su resultado, es sencillamente espectacular.

Mejores Momentos

Programas Completos