Siempre se sabe qué hora es en el Grassy

El edificio Grassy debe el nombre a su fundador, Alejandro Grassy, un relojero descendiente de orfebres milaneses que vino a Madrid a hacerse rico. Además de vender relojes, Grassy los coleccionaba. Hay varias teorías sobre el origen del reloj de pulsera. Parece que el primero era de la hermana de Napoleón, que los puso de moda entre la jet set de la época. Los hombres empezaron a usarlos en el siglo XX.

En 1901 un concurso parisino prometía dar 100.000 francos a quien consiguiera salir desde el parque Saint Cloud, dar la vuelta a la Torre Eiffel y volver volando en menos de media hora. Lo intentó Santos Dumont, uno de los aguerridos pioneros de la aviación. La duda sobre si lo había logrado en media hora lo solucionó un reloj de pulsera. Así nació el reloj de pulsera para hombre. Para que después digan que el tiempo no pasa volando

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Ministerio de Justicia