El Punto sobre la Historia: Chamberí

La Dama de Elche, aquella Princesa Leia de los Íberos era codiciada por los franceses, volvió a España por uno de esas carambolas de la Segunda Guerra Mundial. Pr eso podemos disfrutar de ella en el Museo Arquelógico Nacional. Pero, ¿Qué paso?...

El Libertador Simón Bolívar llegó a Madrid desde su natal Caracas con la edad de 16 años. Conoce y se enamora perdidamente de la aristócrata madrileña María Teresa Rodríguez del Toro y, tras un noviazgo de dos años se casaron en 1802 en la Iglesia Parroquial de San José, en lo que hoy es el barrio de Chueca. La historia de amor acabó en tragedia.

Benito Pérez Galdós tuvo una pequeña editorial en el barrio. Llevaba treinta años escribiendo, pero tenía problemas con uno de sus editores y pensó que sería bueno quitarse intermediarios y vender los libros directamente, pero el negocio no fue del todo bien.

La corriente emocional y artísticamente intensa del romanticismo es puro siglo XIX. Y toda esa esencia está concentrada en el Museo Del Romanticismo. Tiene pintura romántica, miniaturas románticas, mobiliario romántico, estampas románticas, dibujos románticos y fotografías románticas. Dejaos arrebatar por el romanticismo romántico.

En el número 5 de la calle Zurbano hay un palacio. Allí nació una mujer que reinó en Bélgica y durante muchos años en las portadas de las revistas del corazón en España. Fabiola Fernanda María de las Victorias Antonia Adelaida de Mora y Aragón. Los belgas (antes 'flamencos') lucharon a muerte para no tener un español en el trono en el siglo XVII y resulta que en 1960... ¡Tienen a una española reinando!

La Glorieta de Bilbao no siempre se llamó así. Su nombre anterior es digno de un capítulo de 'Juego de Tronos' o de una nueva novela de 'El Señor de los Anillos'. Se llamó nada más y nada menos que 'La Puerta de los Pozos de Nieve'. Esta zona estaba llena de 'neveros' donde se guardaba la nieve que se traía desde la Sierra de Guadarrama. Antiguamente el hielo era un artículo de lujo.

Luchana, un nombe común en el barrio, era un puente sobre el río Nervión en Bilbao. Si nos ha llegado hasta hoy se debe a que sobre él y en sus alrededores se disputó una enorme batalla durante las Guerras Carlistas.

Si alguna vez os movéis por la Línea 1 de Metro no os entretengáis mirando la pantalla de vuestros móviles, cerca de la estación de Bilbao existe una estación fantasma que el tren atraviesa sin detenerse, la de Chamberí. Fue cerrada en 1966 pero puede ser visitada. Hacedlo y entraréis en un bucle temporal que os llevará a 1919.

El epicentro de Chamberí es la plaza del mismo nombre. Aquí estuvo la Quinta del Marqués de Santiago, utilizada por los oficiales franceses como centro de operaciones durante la invasión de Napoleón.

Lo ocupó sobre todo un poderoso Regimiento. El Regimiento Chambery, que era el nombre de una ciudad de Saboya. Puede que este sea el origen del nombre del barrio.

A un tiro de piedra de la Plaza de Chamberí existe un lugar que representa otro de los aspectos del barrio. El de viejos y eternos comercios que 'siempre han estado ahí'. Se dice que las Bodegas Santa Engracia son las bodegas que llevan más tiempo siendo bodega en todo Madrid. El subsuelo de esta bodega y de todo el barrio está horadado de túneles. Son los caminos secretos de Madrid...

El parque Enrique Herrero ha sido testigo de cosas inimaginables. Aquí se ajustició por garrote vil a Manuel Merino, el Cura Merino, un ultraliberal que intentó matar a Isabel II. Aquí también se inició la Revuelta de la Vicalvarada en 1854.

El Instituto Homeopático y Hospital de San José es desconocido a pesar de tener uno de los edificios más bonitos de Madrid. Es el primer Hospital Homeopático construido en España y está aquí desde la década de 1870.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Ministerio de Justicia