Pagando sólo con un dedo

Ni tarjeta ni efectivo... ya se puede pagar sólo con el dedo. Un novedoso sistema ideado hace tres años por una empresa de ingeniería catalana tiene visos de que cada vez puede llegar a más comercios. Y es que es tan sencillo como utilizar la huella dactilar para identificarse.

Mejores Momentos

Programas Completos