Mantenerse a flote en la crisis

Todavía hay empresas que pueden mantenerse a flote sin despedir a sus trabajadores. Algo posible, aseguran, gracias a la flexibilidad de sus empleados para cambiar de horario o de tipo de trabajo. Su éxito radica en su facilidad para adaptarse a los nuevos tiempos.

Mejores Momentos

Programas Completos