Libros usados a la venta

Durante estos días, la calle de Los Libreros ha recuperado la tradición, y además de las librerías de siempre, se ha llenado de jóvenes libreros. Son estudiantes que compran y venden sus propios libros de texto usados. Los que compran se ahorran más de la mitad de lo que cuestan nuevos, y los que venden pueden así costearse los libros que necesitarán para estudiar el nuevo curso.

Mejores Momentos

Programas Completos