Ines contra la esclerosis

Inés cogió ese avión en Barcelona y subió a pie los 5.892 metros del Kilimanjaro y desde arriba nos mando el mensaje que van a oirle NO PODEMOS CAMBIAR EL PASADO , PERO SÍ PODEMOS CAMBIAR EL FUTURO. Ines quiso demostrar y demostrarse a si misma que la enfermedad no le iba a vencer y hoy 9 años después de aquel primer brote aún lo recueRda con emoción . Soñar en grande es lo que le enseñó la adversidad .

Mejores Momentos

Programas Completos