Diario de campaña, 15 de diciembre

Recta final de la campaña electoral en una jornada marcada por el cara a cara entre Pedro ánchez y Mariano Rajoy.

En Guadalajara el candidato de Ciudadanos, Albert Rivera, se ha comprometido a poner en marcha el plan nacional por la educación en un plazo máximo de tres meses si gobierna. Un pacto, ha dicho, “donde estemos todos en la mesa y, tardemos lo que tardemos, salga de esta legislatura por fin un modelo educativo para España, no para el PP o para el PSOE”. El candidato ha defendido también su modelo de contrato único como solución contra el paro.

Pablo Iglesias se ha encontrado en Santander con Miguel Ángel Revilla. El candidato de Podemos ha afirmado que las propuestas de Ciudadanos para combatir la violencia de género son un paso atrás. “Es muy triste que una fuerza política nueva pretenda dar un paso atrás respecto a algo que es una buena noticia para las mujeres y para la democracia, y es que se avance en las medidas legales para combatir la violencia machista”.

El candidato de Unidad Popular-Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha llenado un Teatro de la Latina en el que más de mil personas se han quedado fuera. Garzón asegura que, a pesar de las zancadillas que le están poniendo, van a por todas. “La izquierda tenemos algo muy particular y es que somos incómodos porque decimos la verdad, porque no nos doblegamos ante ningún poder, sea económico, militar o eclesiástico”.

UPyD ha visitado Getafe. Allí su candidato, Andrés Herzog, ha presentado sus propuestas a los ciudadanos, destacando la de controlar el gasto para recuperar la economía. Herzog asegura que “somos el único partido que sigue hablando en campaña del despilfarro, de las diputaciones, de la necesidad de fusionar ayuntamientos, de acabar con entes supérfluos… por cierto algo en lo que los dos están totalmente de acuerdo, que es en mantener todo el chiringuito”.

El día después del cara a cara Pedro Sánchez, candidato del PSOE, afirma entender porque a Mariano Rajoy no le gusta debatir porque, asegura, su reforma laboral, sus recortes y la corrupción son indefendibles. Rajoy, dice, “no es libre para luchar contra la corrupción porque está prisionero de los papeles de Bárcenas”. En el acto ha recibido el apoyo del expresidente del Gobierno Felipe González: “Pedro tiene todo mi apoyo; necesitamos por España, por los intereses de los españoles que gane el partido”.

Mariano Rajoy, candidato del PP, ha acudido a un mitin en Santander, en un Palacio de Festivales lleno donde ha querido recordar los retos a los que se han tenido que enfrentar: “No hemos venido como otros ni a insultar, ni a dividir, ni a pelear; hemos venido, y es lo que hemos hecho, a coger el país hundido que nos dejaron los socialistas y a ponerlo de nuevo en pie y funcionando a toda máquina”.

Mejores Momentos

Programas Completos