Un partido de infarto

24.06.2012

fue un partido de infarto y no es solo un decir. Por suerte no hubo ninguno pero hemos hemos comprobado científicamente cómo afectan las emociones del fútbol a nuestro corazón.

En partidos como el de anoche aumentan en un 4% las urgencias cardíacas. Nosostros hicimos este experimento con el Doctor Jesús Sánchez Martos.