Los madrileños, divididos ante el conflicto entre taxis y VTC

La calle, también dividida en el conflicto entre taxis y VTC
La calle, también dividida en el conflicto entre taxis y VTC

Cuatro de cada diez madrileños dan la razón al colectivo de los VTC en el pulso que sostienen con el sector del taxi, frente al 30% que se decanta por este último. Son los datos que arroja la encuesta de Invymark para el MadriData de Turno de Palabra, que ha preguntado esta semana sobre el conflicto que mantiene en huelga a los taxis desde hace dos semanas.

Según la misma consulta, debería ser el Gobierno central, en opinión de casi la mitad de los encuestados (47%), el que se encargase de encontrar soluciones a un conflicto que sigue enquistado.

De los datos de las 800 entrevistas en las que se basa esta encuesta se deduce una interesante relación entre intención de voto y reparto de responsabilidad en el conflicto, de manera que las posiciones de centro izquierda tienden a defender al colectivo del taxi (un 42,3% de posibles votantes del PSOE y un 50% de simpatizantes de Podemos), mientras que los posibles votantes de centro derecha (un 65,7% de Ciudadanos, un 66,7% de Vox y un 51,9% de PP) le dan la razón al sector de los VTC.

También es llamativa la postura ante el conflicto según la edad. Mientras que las generaciones más jóvenes le dan la razón a empresas como Uber o Cabify, la mayoría (33,9%) de la población más adulta (55 a 75 años) está más cerca de las reivindicaciones del taxi.

Una relación de fuerzas similar se da cuando se le pregunta a los encuestados por el uso de taxi o VTC. Mientras que potenciales votantes de PSOE, Podemos o Más Madrid preferiría utilizar taxi (entre un 35 y un 50% de los consultados), posibles votantes del PP, Ciudadanos o Vox (entre el 51,9 y el 69,7%) preferirían contratar servicios de VTC. La foto se repite cuando se trata de edad. Sólo los encuestados mayores de 55 años (47,1%) se decantan por el uso del taxi en vez de los VTC.

En todo caso, el conflicto sigue sin visos de solución y los taxistas entran ya en su tercera semana de huelga.