Una madre ata a su hijo para que no se escape, y éste llama al 112

Detenida por encadenar a su hijo de 12 años para evitar que se fugara de casa. La madre dejó al niño un móvil sin saldo para que jugara, pero él llamó al 112 para pedir ayuda. Cuando llegaron los servicios de emergencia se encontraron con el adolescente encadenado.

Tenía comida, agua, un móvil (sin saldo) para entretenerse con los juegos y la tele encendida. Pero no podía moverse del perímetro del salón. Se lo impedía una cadena atada a la pata de un sillón y cerrada bajo llave con un candado.

Así encontraron unos agentes de la Policía Nacional a un menor de 12 años al que presuntamente su madre había dejado encerrado para evitar que se fugara de casa.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Ministerio de Justicia