Así era Salva, el asesino confeso del ingeniero de Novelda

Seguimos conociendo novedades sobre el caso de María Jesús Moreno Cantó, "Maje", la llamada "viuda negra" de Alicante, que mantenía una doble vida y que planeó el asesinato de su marido con uno de sus cuatro amantes.

Ahora hemos sabido que un amigo de Salva, a quien Maje encargó el asesinato de su marido, ha declarado que este pensaba que la muerte de Antonio le brindaría una recompensa emocional. Salva iba a dejar a su mujer porque pensaba que se iría a vivir en breve con Maje.

Sergio, otro amante, ha declarado que solo tuvo un encuentro sexual con Maje a los 20 días del entierro de Antonio. Salva, Tomás, Jose y Sergio. Con todos mantenía relaciones antes y después del asesinato de su marido. Salva, el enfermero, casado y con una hija, fue el que ejecutó con su propia mano el asesinato de Antonio.

Tomás, el fisioterapeuta, vivió con ella una historia de amor que duró 16 meses. José, el publicitario, era "el hombre de su vida" y estaba con él la noche del asesinato. Sergio, el guardia urbano, fue un amor de discoteca: lo conoció y esa noche tuvo sexo con él en el baño del local. Era capaz de simultanear todas estas relaciones con una naturalidad y organización impecables.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Ministerio de Justicia