Dominique, el niño de Elda, asesinado a manos de la novia de su padre

Unas tijeras se han convertido en la pista definitiva para detener a la novia del padre del niño de 8 años muerto en Elda en agosto del año pasado. Alejandra, la presunta asesina, aparecía compungida en el tanatorio, acompañando al padre, tras el asesinato del pequeño. Los padres del niño emitieron en su día un comunicado en el que daban su apoyo a la ahora detenida.

El chico era un menor de acogida cuyos padres se habían separado. La madre era la titular del acogimiento familiar permanente mientras que el padre, un conocido preparador de atletismo, lo tenía en el último año en régimen de visitas.

El padre del pequeño recibió hace un mes un anónimo en el que se apuntaba a Alejandra como la asesina. Los celos enfermizos de Alejandra han podido ser el móvil de este crimen, según los investigadores. La novia del padre del niño estaba embarazada en el momento en que se produjo el brutal asesinato.

La mujer ahora detenida dijo que tanto ella como el niño habían sido víctimas de un asalto violento en su vivienda por parte de unos desconocidos. El menor fue hallado desnudo en el suelo de la casa, en parada cardiorrespiratoria, y la mujer estaba maniatada, con contusiones y una bolsa en la cabeza.

Ahora parece que es mentira. Según la Policía, la mujer preparó la escena del crimen para hacerse pasar también por víctima del asalto.La sospechosa ha admitido que mintió en sus declaraciones anteriores como testigo.

Numerosas similitudes entre el crimen de Elda y el de Gabriel, a manos de Ana Julia, la novia de su padre.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Ministerio de Justicia