La 29ª dejó la entrega y un puntazo y voltereta para Javier Cortés

La 29ª dejó la entrega y un puntazo y voltereta para Javier Cortés

La tarde del desafío ganadero celebrada ayer en Las Ventas dió como resultado el buen juego de los toros de Pallarés y muchos mas momentos para recordar protagonizados por Iván Vicente y sobre todo por Javier Cortés, quien resultó herido en el quinto del festejo.

El desafío ganadero de la vigesimo novena de San Isidro entre los de Rehuelga, Pallarés y el sobrero de José Luis Marca, concluyó con el mejor juego en el caballo de los de Pallarés cuarto y el sexto, que repitió tres veces dentro del espacio marcado en el ruedo para la ocasión.

Iván Vicente dejó buenos momentos on el encastado primero de Rehuelga, al que despachó de buena entera, por todo lo cual saludó una ovación.

Las imperfecciones y enganches en el cuarto, con el que estuvo aseado concluyó con ovación para el de Pallarés y silencio para el torero de Soto del Real.

Javier Jiménez escuchó silencio en los dos, el tercero de oreja y el sexto complicado y bronco con el que se mostró voluntarioso.

Lo mejor de la tarde llegó del concepto y entrega de Javier Cortés quien no se achicó con el complicado segundo, pegajoso que reponía calamocheando. Por su voluntad y actitud saludó una ovación.

Con el quinto, Cortés lo intentó por ambos pitones, recibió una voltereta con puntazo, se pegó un arrimón y lo intentó de principio a fin, lo que fue agradecido con palmas.

Tras ser atendido en la enfermería y ya en la ambulancia, nos decía: "Estoy muy disgustado, no quería esto. Quería triunfar y ha salido todo al revés. Uno quiere salir a hombros y se va otra vez en la ambulancia... y no cumple el sueño que tiene desde hace mucho tiempo".

CARTEL PARA LA TRIGÉSIMA DE LA FERIA

Para esta tarde, trigésima de San Isidro, han pasado el reconocimiento todos los toros de Adolfo Martín en cuyo primero se verificará la ceremonia de alternativa de Ángel Sánchez con El Cid de padrino y Pepe Moral de testigo.